AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

La coalición gobernante de Australia gana un tercer mandato

Por ROD McGUIRKMay 18, 2019
Votantes cubren sus boletas para las elecciones federales en el ayuntamiento de Sydney, Australia, el 18 de mayo de 2019. (AP Foto/Rick Rycroft)
Votantes cubren sus boletas para las elecciones federales en el ayuntamiento de Sydney, Australia, el 18 de mayo de 2019. (AP Foto/Rick Rycroft)

CANBERRA, Australia (AP) — La gobernante coalición conservadora de Australia obtuvo el sábado una sorprendente victoria en las elecciones generales del país, desafiando las encuestas de opinión que indicaban que el partido de oposición de centro-izquierda la expulsaría del poder con la promesa de poner fin a la puerta giratoria de líderes nacionales.

El líder del opositor Partido Laborista, Bill Shorten, admitió su derrota a última hora de la noche, cuando la coalición liderada por el Partido Liberal del primer ministro Scott Morrison se acercaba a la mayoría de 151 escaños en la Cámara de Representantes, en la que los partidos necesitan esa mayoría para formar un gobierno.

El recuento de votos continuará el domingo. Se necesitan 76 bancas para conformar un gobierno mayoritario.

“Es evidente que el Laborismo no podrá formar el próximo gobierno y por eso, en bien del interés nacional, hace un momento llamé a Scott Morrison para felicitarlo”, dijo Shorten a los acongojados simpatizantes del Partido Laborista.

Morrison es el tercer primer ministro conservador desde que éstos obtuvieron su primera victoria en los comicios de 2013. Sustituyó a Malcolm Turnbull tras una votación en agosto.

La reñida contienda aumentó la posibilidad de que la coalición forme un gobierno minoritario. Los conservadores se volvieron un inusual gobierno poco común después de haber dejado a Malcolm Turnbull por Morrison en una lucha interna de poder en agosto pasado. El gobierno perdió entonces dos escaños y su mayoría como parte de la sangría que siguió.

Las encuestas previas a las elecciones indicaban que la coalición liderada por el Partido Liberal no ganaría la reelección y que Morrison tendría uno de los mandatos más cortos como primer ministro en los 118 años de historia de la federación australiana.

Había tanta confianza pública en la victoria laborista que la casa de apuestas australiana Sportsbet pagó 1,3 millones de dólares australianos (900.000 dólares) a los apostadores que apoyaron al laborismo dos días antes de las elecciones.

___

El periodista de The Associated Press Trevor Marshallsea en Sydney contribuyó a este despacho.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.