BERLÍN (AP) — Los bomberos alemanes están avanzando en la lucha contra un enorme incendio forestal en las afueras de Berlín pero no están teniendo suerte en otra localidad donde dos aldeas tuvieron que ser evacuadas, informaron el sábado las autoridades.

Las llamas comenzaron a arder el jueves por la tarde cerca de Treuenbrietzen y se esparcieron rápidamente debido a la vegetación seca alrededor. El incendio ha estado despidiendo espeso humo negro hacia la capital alemana.

Christian Stein, funcionario de la localidad de Potsdam-Mittelmark, dijo que “durante la noche logramos colocar bajo control al incendio” ya que muchos sectores fueron extinguidos. Pero advirtió que siguen ardiendo las llamas alrededor de las localidades de Klausdorf y Tiefenbrunnen.

Los habitantes de otro poblado llamado Frohnsdorf pudieron regresar a sus casas el viernes.

Los bomberos tienen que trabajar con sumo cuidado porque en la zona hay municiones de la Segunda Guerra Mundial que quedaron enterradas allí.