ANKARA, Turquía (AP) — El banco central de Turquía dijo el lunes que reajustará su postura monetaria durante su próxima reunión, después de que la tasa de inflación anual del país aumentó a casi 18% en agosto.

La agencia de Estadística señaló que el índice de precios al consumidor subió 17,9% durante agosto en comparación al año pasado. Eso representa un incremento al 16% registrado en julio.

El banco central que, de acuerdo a los expertos debe incrementar las tasas de interés, está bajo presión del presidente Recep Tayyip Erdogan por mantener los intereses bajos. El lunes indicó que utilizará todos sus medios para mantener los precios estables.

El banco se reunirá el 13 de septiembre para fijar las tasas.

La lira se ha depreciado alrededor del 40% respecto al dólar desde comienzos del año debido a las preocupaciones en torno a las políticas económicas de Erdogan y las disputas con Estados Unidos.