NYON, Suiza (AP) — La UEFA abrió un expediente disciplinario a Liverpool, luego que sus hinchas agredieron el autobús que trasladaba al Manchester City al estadio Anfield para su partido de cuartos de final de la Liga de Campeones.

La entidad rectora del fútbol europeo acusó a Liverpool por daños a la propiedad y desorden público cuando partidarios del club arrojaron latas y al menos un bote al vehículo al pasar por Anfield Road el miércoles.

Liverpool también deberá responder por el lanzamiento de proyectiles y el encendido de begalas dentro del estadio durante la victoria 3-0 ante el City en el partido de ida de la eliminatoria entre clubes ingleses.

El caso no será ventilado por la comisión disciplinaria de la FIFA hasta el 31 de mayo, o sea hasta después de la final. Ello implica que toda sanción deberá esperar hasta la próxima edición.