AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Exministra: Johnson no intenta conseguir acuerdo de Brexit

September 8, 2019
En esta imagen del 4 de septiembre de 2019, la secretaria de Empleo y Pensiones Amber Rudd en Londres. Rudd dijo el sábado 7 de septiembre que había renunciado de su puesto en el gobierno de Boris Johnson porque "No puedo quedarme mirando mientras se expulsa a buenos y leales conservadores moderados". (Victoria Jones/PA via AP)
En esta imagen del 4 de septiembre de 2019, la secretaria de Empleo y Pensiones Amber Rudd en Londres. Rudd dijo el sábado 7 de septiembre que había renunciado de su puesto en el gobierno de Boris Johnson porque "No puedo quedarme mirando mientras se expulsa a buenos y leales conservadores moderados". (Victoria Jones/PA via AP)

LONDRES (AP) — Una ministra que renunció esta semana a su puesto en el gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que el gobierno está haciendo poco o ningún esfuerzo por llegar a un acuerdo de Brexit con la Unión Europea, pese a las insistencias de Johnson de que quiere un acuerdo.

“No hay indicios de un acuerdo. No se están celebrando negociaciones formales”, dijo Amber Rudd.

“Lo que sabemos es que Angela Merkel y la UE han dicho ‘dadnos vuestra propuesta’ y no les hemos dado una propuesta”, dijo a la BBC.

El secretario del Tesoro, Sajid Javid, insistió el domingo en que el gobierno está “esforzándose al máximo para conseguir un acuerdo” y ha enviado al negociador británico, David Frost, a Bruselas para entablar conversaciones. Sin embargo, la UE dice que Gran Bretaña no ha presentado ninguna idea concreta.

Rudd dejó el sábado por la noche su cargo como secretaria de Empleo y Pensiones, en un nuevo golpe para el asediado primer ministro.

Johnson afirma que Gran Bretaña debe abandonar la UE como estaba previsto el 31 de octubre, aunque no haya acuerdo de divorcio con el bloque. Pero su plan ha encontrado una firme resistencia incluso entre algunos miembros de su Partido Conservador.

Johnson expulsó la semana pasada a 21 legisladores del grupo conservador en el Parlamento después de que votaran con la oposición para aprobar una ley diseñada para impedir un Brexit sin acuerdo. Entre los expulsados estaban el conservador más veterano en la cámara, Ken Clarke, y Nicholas Soames, nieto del primer ministro durante la II Guerra Mundial Winston Churchill.

Rudd tachó las expulsiones de “ataque a la decencia y la democracia”.

“El Partido Conservador debe ser un partido moderado que acepte a personas con diferentes opiniones sobre la UE”, dijo. “Si nos convertimos en un partido sin espacio para moderados como yo, los conservadores de centroderecha, entonces no ganaremos”.

Johnson quiere adelantar las elecciones al 15 de octubre para romper el estancamiento en torno al Brexit, pero los legisladores rechazaron la semana pasada su petición de celebrar elecciones anticipadas.

Se espera que el lunes lo intente de nuevo, pero la oposición ha dicho que bloqueará ese nuevo intento. Los legisladores opositores quieren aplazar las elecciones hasta que Gran Bretaña haya conseguido un aplazamiento del Brexit más allá del 31 de octubre, para evitar que el país pueda abandonar el bloque sin acordar los términos antes.

“Estamos una situación en la que nadie puede confiar en qué podría ocurrir mientras (Johnson) siga en el cargo”, dijo el portavoz de Finanzas del opositor Partido Laborista, John McDonnell.

“No creemos que podamos obligarle y no me fío un ápice de él, y no creo que nadie lo haga”, dijo McDonnell a la BBC.

La mayoría de los economistas cree que el llamado “Brexit duro” afectaría gravemente al comercio con la UE y sumiría a Gran Bretaña en una recesión.

Johnson dijo esta semana que preferiría acabar “muerto en una cuneta” que pedir un aplazamiento, situando a gobierno y Parlamento en un choque frontal y sin una solución evidente.

Las opciones de Johnson, todas extremas, incluyen desde desobedecer la ley, lo que podría implicar que termine ante un tribunal o incluso en prisión, hasta renunciar al cargo.

El secretario de Exteriores, Dominic Raab, dijo el domingo que el gobierno obedecerá la ley, pero que también “comprobará muy cuidadosamente qué es lo que requiere y no requiere” el texto.

“Ha sido una semana dura, pero la realidad es que el primer ministro se está ateniendo a su palabra de lo que dijo nos sacaría de este atolladero en el que estamos”, dijo.

___

NOTA DEL EDITOR: Una versión anterior de este despacho incluía un error en el puesto de Sajid David, secretario británico del Tesoro.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.