TOKIO (AP) — Una compañía de mercadeo y publicidad en Tokio está dando un beneficio novedoso a sus empleados que no fuman: casi una semana adicional de vacaciones.

Hirotaka Matsushima, director de planificación en Piala, dijo el jueves que la empresa ofrece los seis días extras de vacaciones desde septiembre. La política fue aprobada para compensar los recesos que se toman las personas que fuman, agregó. Alrededor de dos tercios de los 120 empleados de la compañía no fuman, puntualizó.

"Si, es muy popular", dijo Matsushima sobre el beneficio.

En general, prevalece el tabaquismo en Japón: alrededor del 20% de las personas mayores de 20 años dicen que fuman. De acuerdo con cifras del gobierno, casi el 40% de hombres de treinta y tantos años fuman, aunque ese total ha bajado en más de la mitad desde el 2001.

La mayoría de oficinistas deben de fumar en cuartos y áreas abiertas designadas, y los municipios están gradualmente imponiendo límites para fumar en lugares públicos. Todavía se puede fumar en la mayoría de los restaurantes y bares.