CIUDAD DE MÉXICO (AP) — En momentos en que muchos estadios en México se han transformado en centros para reunir ayuda dirigida a las víctimas del sismo, no habrá fútbol durante el fin de semana.

La Federación Mexicana de Fútbol anunció el miércoles que no se diputará la décima fecha del torneo Apertura y tampoco habrá encuentros en otras categorías del este deporte a nivel profesional en el país, incluyendo la liga de mujeres, a raíz del terremoto de magnitud 7,1 registrado el martes.

Antes del anuncio por parte de la liga, Monterrey, Pumas, Veracruz, León y Pachuca dieron a conocer que sus estadios serían utilizados a fin de recolectar alimentos, ropa y medicinas para los damnificados que dejó el sismo que dejó muertes y destrucción en la capital, así como en los estados de Puebla, Morelos, México, Guerrero y Oaxaca.

El sismo ya había provocado la suspensión de los partidos por los octavos de final de la Copa MX, que debían realizarse el martes y miércoles. Esos encuentros se disputarán el 24 y 25 de octubre.

“Convocamos a toda la afición del futbol mexicano a colaborar con los afectados por el sismo atendiendo a los centros de acopio, a las indicaciones de instituciones como la Cruz Roja Mexicana y estar pendientes de las redes sociales para saber las necesidades de nuestros hermanos damnificados”, manifestó la Federación en un comunicado.

Los encuentros por la décima fecha se disputarán el 17 y 18 de octubre. La fecha que se pospone incluye el partido entre Chivas y América, clásico del país, pautado para jugarse el sábado en el estadio Azteca de la capital.

"Somos un país unido hoy todos con México y nos levantaremos como siempre unidos y fuertes. Vamos México adelante y fuerza para todos", escribió el entrenador de las Águilas, Miguel Herrera.

El sismo no causó daños mayores en el estadio Azteca, que en noviembre albergará un partido de la NFL entre los Raiders y Patriots, de acuerdo con Horacio De la Vega, director del Instituto del Deporte de la capital. Agregó que tampoco se registran daños en el estadio de Cruz Azul, aunque no ofreció datos sobre el Olímpico de Pumas.

Aunque tampoco hubo destrozos en la Alberca Olímpica, piscina empleada durante los Juegos de 1968, las autoridades informaron que se suspendieron los campeonatos mundiales paralímpicos de natación y powerlifting que estaban programados para el fin de semana.

Mark Waller, jefe de la NFL para eventos internacionales, indicó que el miércoles realizarían una evaluación abarcadora del Azteca, que albergará un partido de temporada regular de la NFL por segundo año consecutivo, el 19 de noviembre, cuando los Raiders enfrenten a los Patriots.

“La información inicial que tenemos de la evaluación es que el estadio está en buen estado”, dijo Waller a The Associated Press. “También, las medidas de seguridad instaladas cuando el estadio fue construido hace 50 años, funcionaron extraordinariamente bien”.

Afirmó que una foto que circuló en las redes sociales, en la que se aprecia una especie de separación en las gradas superiores del estadio, no es una grieta, sino una característica estructural del inmueble para evitar daños en caso de un sismo.

La Fórmula Uno realizará el Gran Premio de México entre el 27-29 de octubre en el Autódromo Hermanos Rodríguez, que también es utilizado por ahora como centro de acopio, mientras que la NBA efectuará dos partidos el 7 y 9 de diciembre en la Arena Ciudad de México. Por ahora no hay reportes de daños en esas estructuras.

___

Barry Wilner colaboró con este despacho desde Nueva York.