AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Revelan abusos de sacerdote jesuita fallecido en Chile

July 30, 2019
Cristian del Campo, líder de la Compañía de Jesús, está acompañado de la abogada María de los Ángeles Solar en una conferencia de prensa sobre denuncias de abusos de uno de los miembros más distinguidos de la congregación, el fallecido padre Renato Poblete Barth, en Santiago de Chile el martes 30 de julio de 2019. (AP Foto/Esteban Felix)
Cristian del Campo, líder de la Compañía de Jesús, está acompañado de la abogada María de los Ángeles Solar en una conferencia de prensa sobre denuncias de abusos de uno de los miembros más distinguidos de la congregación, el fallecido padre Renato Poblete Barth, en Santiago de Chile el martes 30 de julio de 2019. (AP Foto/Esteban Felix)

SANTIAGO DE CHILE (AP) — La Compañía de Jesús reveló el martes desde Chile que uno de sus más distinguidos miembros, el ya fallecido padre Renato Poblete Barth, abusó sexualmente de al menos a 22 mujeres y mantuvo relaciones estables con seis de ellas.

El líder de la congregación religiosa, Cristián del Campo, dio a conocer los resultados de una investigación en la que colaboraron 102 entrevistados y fue ordenada en enero pasado, luego de que la primera denunciante pública de Poblete, Marcela Aranda, académica de Teología de 53 años, acusara al cura de abusos. “Me llevaba donde otros hombres para que me violaran y me pegaran por turnos”, aseguró a un medio local.

“En el caso de Renato Poblete Barth el aparente éxito de su labor apostólica obnubiló nuestra capacidad de supervisar su rutina cotidiana y controlar debidamente su manejo de dinero”, admitió Del Campo el martes en rueda de prensa. Añadió que “el poder del dinero sumado al poder que ya tenía, su prestigio público y su calidad de sacerdote fue lo que permitió que el acusado tuviera diversas posibilidades de utilizar su poder para abusar de mujeres”.

La denuncia de Aranda contra Poblete ocasionó otro fuerte remezón al interior de la Iglesia Católica chilena, que desde hace más de un año enfrenta una crisis originada en centenares de denuncias de abusos sexuales cometidos por curas y religiosos contra menores de edad. El grueso de las denuncias ocurrió tras la visita del papa Francisco a Chile en enero de 2018, cuando el pontífice descalificó a denunciantes de abusos, lo que desató un escándalo internacional. Un par de enviados suyos a este país concluyeron que los obispos chilenos vivían hace décadas una cultura del abuso y encubrimiento

Poblete, fallecido en 2010, era considerado casi un santo antes de ser denunciado por Aranda. Incluso un parque público llevaba su nombre y había una estatua suya, pero tras la denuncia las autoridades cambiaron el nombre y retiraron la estatua para fundirla.

Aranda aseguró que el sacerdote y capellán de la obra benéfica Hogar de Cristo empezó a abusar de ella cuando tenía 19 años y que los abusos se prolongaron de 1985 hasta 1993. Agregó que mientras era violada por un grupo de sujetos Poblete miraba.

En una entrevista con un canal local de televisión afirmó que “lo más terrible y que me hace sufrir es que él me obligó a abortar y no sólo una vez, tres veces. Tres niños que nunca pude abrazar, arrasados por un hombre abominable”.

La primera denuncia de la mujer ocurrió ante la comisión de escucha creada por el arzobispo Charles Scicluna, un enviado del papa para dimensionar la magnitud de los abusos en Chile, y luego dio declaraciones a la prensa.

Del Campo dijo que la investigación de la Compañía sobre los abusos de Poblete concluyó que todos los hechos afirmados por Aranda son “plausibles y creíbles”.

Añadió que además de Aranda testificaron otras 21 mujeres sobre los abusos que sufrieron en poder de Poblete, quien, dijo, se aprovechaba de su poder como religioso, económico y sicológico. Ellas no aceptaron que fueran reveladas sus identidades. Del Campo las llamó a denunciar a los tribunales de justicia cuando estén preparadas para hacerlo.

El líder jesuita concluyó que en la Compañía “fallamos en reaccionar con decisión, diligencia y eficacia ante las noticias, informaciones o señales preocupantes. Esta inacción permitió que se llevaran a cabo abusos de gravedad, sin impedir que el comportamiento abusivo continuara”.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.