AP NEWS
Related topics

Irán: nuevas sanciones de EEUU son “indignantes y estúpidas”

June 25, 2019
En esta imagen, distribuida el 19 de junio de 2019 por el cibersitio oficial del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei interviene en una reunión en su residencia en Teherán, Irán. (Oficina del Líder Supremo de Irán vía AP)

TEHERÁN, Irán (AP) — Irán advirtió el martes que las nuevas sanciones de Estados Unidos contra su líder supremo y otros altos funcionarios significaban “cerrar las puertas a la diplomacia” entre Teherán y Washington en un momento de altas tensiones, mientras que el presidente Hassan Rouhani dijo que la Casa Blanca estaba “aquejada de retraso mental”.

El presidente Donald Trump calificó el comentario como “una declaración muy ignorante e insultante”, y tuiteó que un ataque iraní contra cualquier interés estadounidense será recibida con “fuerza abrumadora... abrumadora significará erradicación”. Su secretario de Estado dijo que la declaración iraní era “inmadura”.

Desde Israel, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Trump, dijo que el diálogo con Estados Unidos aún era posible y que dejan una “puerta abierta” a Irán, pero advirtió además que “todas las opciones serían consideradas” si Irán cumple su promesa de violar un límite impuesto en su acuerdo nuclear del 2015 con las potencias mundiales.

Los duelos verbales hacen recordar las declaraciones de Corea del Norte sobre Trump antes del dramático cambio de curso y el inicio de negociaciones con Washington. En el 2017, el líder norcoreano Kim Jong Un llamó a Trump “desquiciado”.

Sin embargo, no había indicios ahora de que los líderes iraníes fuesen a aceptar conversaciones.

“Las inútiles sanciones contra el Líder Supremo de la Revolución Islámica (Jamenei) y el comandante de la diplomacia iraní significan un cierre de las puertas a la diplomacia por la ‘desesperada administración’ estadounidense”, dijo el portavoz de la cancillería Abbas Mousavi en Twitter. “El gobierno de Trump está aniquilando los mecanismos internacionales establecidos para mantener la paz y la seguridad en el mundo”.

El presidente Trump decretó las nuevas sanciones contra Jamenei y sus asociados el lunes.

Funcionarios estadounidenses dijeron que planean sanciones contra el canciller Mohammad Javad Zarif, algo que fue recibido con furia por Rouhani en su declaración televisada el martes.

“Ustedes sancionan al canciller al mismo tiempo que piden conversaciones”, dijo Rouhani, claramente exasperado. Calificó las sanciones contra el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, de “indignantes y estúpidas”, especialmente porque el clérigo chií de 80 años no tiene previsto viajar nunca a Estados Unidos.

“La Casa Blanca sufre de retraso mental y no sabe qué hacer”, dijo en farsi.

Aunque el secretario de Estado Mike Pompeo dijo que no había escuchado la reacción de Rouhani a las nuevas sanciones, dijo que de ser ciertas, “eso es un poco inmaduro e infantil”.

“Pero sépase que Estados Unidos va a mantenerse firme en la implementación de las sanciones impuestas por el presidente en su estrategia para crear estabilidad en todo el Oriente Medio, que incluye la campaña que tenemos, la campaña económica, la campaña de presiones que tenemos sobre la República Islámica de Irán”, añadió Pompeo.

La crisis que afecta a Oriente Medio radica en la decisión de Trump de hace un año de sacar a Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 con Irán y reinstaurar las sanciones contra Teherán. La República Islámica cuadriplicó recientemente su producción de uranio enriquecido a bajo nivel, y podría violar uno de los términos del pacto la próxima semana, al tiempo que amenazó con aumentar el grado de enriquecimiento a los niveles necesarios para fabricar armas el 7 de julio a menos que Europa no ofrezca un nuevo acuerdo.

Con el argumento de que había amenazas iraníes no especificadas, Estados Unidos envió un portaaviones a la región del Golfo Pérsico y desplegó tropas adicionales, además de las decenas de miles de soldados que ya tiene en la región. Esto despertó temores a que un error de cálculo o un futuro aumento de las tensiones pudiesen dejar a los dos países al borde de un conflicto abierto.

Las nuevas sanciones se impusieron luego de que Irán derribó la semana pasada un avión no tripulado de vigilancia, valorado en más de 100 millones de dólares, sobre el Estrecho de Ormuz, un ataque que agravó la crisis en la región. Tras el incidente, Trump estuvo a punto de ordenar un ataque militar en represalia, pero continuó su campaña de presión contra la República Islámica.

___

Gambrell reportó desde Dubai. El periodista de The Associated Press Aron Heller en Jerusalén contribuyó a este despacho.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.