BILLINGS, Montana, EE.UU. (AP) — Grupos ambientalistas impugnaron en una corte federal el miércoles el rechazo por el gobierno actual de una propuesta de su antecesor Barack Obama que obligaría a las empresas mineras a demostrar que tienen fondos para limpiar la contaminación que causan.

La Idaho Conservation League, Earthworks, Sierra Club y otros grupos presentaron una petición a la Corte Federal de Apelaciones para pedir que revise la derogación de la norma.

Un abogado de los grupos ambientalistas dijo que con la decisión del gobierno actual, en lo sucesivo los contribuyentes serán responsables de limpiar la contaminación minera que ensucia los ríos y pone en peligro la salud pública.

La propuesta se aplicaba a las extracciones de oro, hierro, plomo y otros minerales, pero no al carbón.

Cabilderos de la industria minera y legisladores de los estados del oeste impulsaron la derogación de la norma con el argumento de que era innecesaria y duplicaba las obligaciones aplicadas a nivel estatal y federal.

En diciembre, el titular de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) Scott Pruitt aceptó el argumento de la industria, de que las técnicas modernas reducen los riesgos de contaminación.

Bajo la presidencia de Obama, la EPA determinó lo contrario: que la contaminación minera sigue siendo motivo de preocupación y que las empresas deben proporcionar “seguridades financieras” para posibles trabajos de limpieza.

Existe una larga historia de compañías que quiebran, abandonan lugares contaminados y son los contribuyentes los que deben hacerse cargo de la limpieza.

La EPA bajo el gobierno de Donald Trump “desdeñó todos los hallazgos anteriores y dio algunos argumentos realmente débiles para no tenerlos en cuenta”, dijo la abogada Amanda Goodin, que representa a los ambientalistas. “Es un regalo apenas disimulado a la industria minera”.

___

Matthew Brown está en @matthewbrownap