ORLANDO (AP) — Carlos Cordeiro fue elegido el sábado como nuevo presidente de la federación estadounidense de fútbol, y toma las riendas de una organización que busca enderezar el rumbo después que su selección de hombres no se clasificó a la Copa del Mundo de Rusia.

Cordeiro, de 61 años, era vicepresidente de la federación y mano derecha de su predecesor Sunil Gulati. Una de las tareas más importantes que heredó es dirigir la parte estadounidense de una candidatura tripartita con México y Canadá para organizar el Mundial de 2026.

Nacido en India y de madre colombiana y padre portugués, Cordeiro recibió el 68,6% de los votos en una tercera ronda de votación. Kathy Carter, la directora ejecutiva del brazo comercial de la MLS, los ex futbolistas Kyle Martino y Eric Wynalda, y la jugadora Hope Solo también recibieron votos en la última ronda, informó el organismo.

Cordeiro cumplirá con un mandato de cuatro años.

“Esto es un gran honor”, dijo Cordeiro, de 61 años, tras la votación. “Quiero agradecer a Sunil y a nuestra junta por su servicio. A todos los que no votaron por mí, voy a trabajar para ganarme su respaldo y confianza en los próximos cuatro años. Prometo que trabajaré por todos para unirnos como una comunidad futbolística”.

Cordeiro reemplaza a Gulati, quien dejó el cargo después de 12 años al mando tras el fracaso de la selección estadounidense en las eliminatorias de la CONCACAF.

“Los dos candidatos del establishment, Carlos Cordeiro y Kathy Carter, no solo han sido parte del sistema, sino que crearon y fueron partícipes de lo que es ahora mismo”, dijo Solo. “Un voto por cualquiera de esos dos es un voto por el status quo”.

Cordeiro, sin embargo, dijo que él era el único candidato con la experiencia y el plan para “empezar a trabajar desde el primer día y producir el cambio necesario”.

“Hemos avanzado, pero tenemos que hacer más. El status quo es inaceptable”, dijo Cordeiro. “U.S. Soccer necesita cambio, un cambio transformador. Esta votación se reduce a una pregunta sencilla: ¿quién puede implementar ese cambio?”.

Además de sus cargos en la federación de fútbol, Cordeiro se desempeñó durante años como un alto ejecutivo de la firma financiera Goldman Sachs.