SANTO DOMINGO (AP) — Cientos de personas marcharon el domingo a ritmo de tambores y merengue por las calles de la zona colonial de Santo Domingo en contra la violencia hacia la mujer y a favor de despenalizar el aborto.

El Congreso bicameral tiene previsto volver a analizar durante la presente legislatura un proyecto de reforma al código penal, el cual no ha sido aprobado desde hace varios años debido al debate sobre la eventual despenalización el aborto en ciertas circunstancias.

“Necesitamos leyes y políticas públicas que garanticen el derecho de las mujeres a la salud y, sobre todo, a la protección de su dignidad e integridad”, dijo Cinthya Velasco, coordinadora del grupo civil Colectiva Mujer y Salud.

La marcha, que concluyó con un concierto multitudinario, fue convocada por la Colectiva y por otras organizaciones defensoras de los derechos humanos para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, que se celebra cada 8 de marzo.

“Estoy a favor del aborto porque estoy a favor de la vida”, se leía en algunos de los letreros que portaban los manifestantes.

El código penal, en vigencia en el país desde el siglo XIX, mantiene la prohibición absoluta del aborto y establece penas de cárcel para quienes se lo practiquen y para quienes ayuden a las mujeres a realizarlo. Debido a la prohibición, los abortos se efectúan de manera clandestina.

El poder ejecutivo presentó en 2014 una propuesta para despenalizar el aborto cuando el embarazo pusiera en peligro la vida de la mujer, cuando fuese resultado de una violación sexual o el embrión tuviese malformaciones graves.

Las dos cámaras legislativas aprobaron la iniciativa, pero nunca entró en vigencia porque fue declarada inconstitucional debido a tecnicismos legales sobre los mecanismos de debate en el Congreso.

Una nueva versión del código con la prohibición absoluta de la interrupción del embarazo fue aprobada en 2017 por el Senado, pero la Cámara de Diputados la rechazó, aunque dejó abierta la posibilidad de volver a discutir la despenalización del denominado aborto terapéutico.

“El código penal no será aprobado si no se despenaliza el aborto en las tres causales”, dijo durante la manifestación el diputado Gustavo Sánchez, vocero del gobernante Partido de la Liberación Dominicana en la cámara baja, en referencia a las excepciones propuestas por el ejecutivo.

Los asistentes a la marcha también exigían igualdad de derechos para las mujeres y políticas públicas para detener la violencia doméstica, que en 2017 dejó más de 100 feminicidios, según cifras del ministerio público.