SAO PAULO (AP) — Más de cuatro millones de niños en Brasil aún necesitan ser vacunados contra el sarampión, dijeron las autoridades de salud el vienes. Más de 1.380 personas han sido infectadas con la enfermedad en un brote vinculado con casos llegados de Venezuela.

Para frenar la diseminación de la enfermedad, el ministerio de salud lanzó este mes una campaña para vacunar a todos los niños de entre 1 y 5 años, sin importar su historial de vacunaciones. El viernes, el ministerio dijo que 4,1 millones de niños aún no han sido vacunados, cuando la campaña entra en su última semana.

Entre los estados con la menor tasa de vacunación está Roraima, uno de los dos estados fronterizos con Venezuela en los que se han concentrado los casos.

Los servicios de salud en Venezuela se han desplomado en medio de una crisis económica y política que ha causado la salida de más de un millón de personas del país.

Decenas de miles han emigrado a Brasil.