CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — El gobierno de Guatemala renovó la visa diplomática al comisionado anticorrupción de la ONU, con el que ha mantenido diferencias en las últimas semanas por su trabajo en el país, y le pidió no intervenir en asuntos internos.

La cancillería guatemalteca informó el martes en una carta sobre la renovación de la visa al comisionado Iván Velázquez.

El gobierno no precisó la vigencia del visado, sin embargo, un funcionario de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) -que pidió no ser identificado como condición para comentar el caso- dijo a The Associated Press que sólo fue por un año, cuando siempre se le daba por dos años. Las autoridades no respondieron de inmediato a una solicitud de la AP para que comentaran sobre el cambio.

En la carta a Velázquez, el jefe de la CICIG, el gobierno de Guatemala también incluyó un “recordatorio” para el abogado colombiano de que tiene “la obligación de respetar la Constitución Política de la República de Guatemala y las leyes del Estado, así como de abstenerse de inmiscuirse en asuntos internos mientras se encuentre en territorio guatemalteco”

Sobre la carta, la sección de prensa de la CICIG dijo que recibió la carta enviada por el Ministerio de Relaciones Exteriores sobre la vigencia de la visa del Comisionado y que no tenía comentarios.

El gobierno del presidente Jimmy Morales ha tenido fricciones con Velázquez, desde que en enero la CICIG y la fiscalía acusaron al hijo y al hermano del actual mandatario de haber falsificado facturas y cotizaciones para eventos.

Las diferencias se recrudecieron cuando en agosto pasado la Comisión y la Fiscalía pidieron levantar la inmunidad al presidente Morales, a quien acusan del delito de financiamiento electoral ilícito.

Dos días después de la solicitud de retiro de inmunidad, el presidente respondió ordenando la inmediata expulsión del país de Velásquez y declarándolo persona non-grata, lo que generó críticas a nivel nacional e internacional.

El Congreso resolvió en dos ocasiones proteger de una investigación a Morales.

Investigaciones periodísticas también revelaron recientemente que el presidente recibió durante nueve meses un bono por un total de 61.000 dólares del ejército, como sobresueldo. La Contraloría General de Cuentas de la Nación ordenó entonces que lo devolviera y Morales dijo que reintegró el dinero.

Durante los 10 años que ha estado presente en Guatemala, la CICIG ha investigado casos relacionados a crimen organizado y corrupción, que han involucrado a figuras como el expresidente Otto Pérez Molina y su entonces vicepresidenta Roxana Baldetti (2012-2015). Recientemente, también señaló de actos irregulares al exmandatario Álvaro Arzú (1996-2000), actual alcalde capitalino.

Pérez Molina y Baldetti están detenidos a la espera de saber si irán a juicio por varios casos de corrupción, mientras que Arzú está a la espera de saber si se levantará su inmunidad para investigarlo por los cargos en su contra.