MOSCÚ (AP) — El líder de un destacado grupo ambientalista ruso fue golpeado brutalmente por agresores desconocidos, según indicó el viernes el número dos de la organización.

El Environmental Watch on the North Caucasus lleva años denunciando vertederos ilegales, la destrucción del entorno y la contaminación de recursos hídricos en el sur de Rusia. Algunas investigaciones han revelado la ocupación de terrenos por parte de autoridades locales que han construido mansiones en bosques impolutos y en la costa.

El líder del grupo, Andrei Rudomakha, fue atacado el jueves en la ciudad sureña de Krasnodar por tres hombres enmascarados que lo derribaron y lo golpearon, indicó el número dos del grupo Dmitry Shevchenko, a The Associated Press.

Rudomakha estaba en un hospital con varias lesiones, incluida una fractura de cráneo y la nariz rota. Su vida no corría peligro. La policía local dijo estar investigando el ataque.

Rudomakha y otros activistas acababan de volver del Mar Negro, donde documentaron la construcción ilegal de una mansión de lujo.

Los agresores estaban esperando al grupo y atacaron a Rudomakha, indicó Shevchenko. También robaron las cámaras que habían utilizado los activistas en el viaje.

El grupo publicó hace poco una investigación sobre una batida de caza ilegal en la que participaron funcionarios de alto rango.

La región de Krasnodar registra un alto nivel de violencia contra periodistas, activistas locales y cualquiera que critique la labor de las autoridades públicas.