AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Raptors saben que el trabajo no está acabado: falta la Final

Por TIM REYNOLDSMay 28, 2019
ARCHIVO - En esta foto de archivo del sábado 25 de mayo de 2019, el base de los Raptors de Toronto, Kyle Lowry (7), celebra con uno de sus hijos luego del sexto juego de la final de la Conferencia Este de la NBA contra los Bucks de Milwaukee, en Toronto. (Nathan Denette/The Canadian Press vía AP)
ARCHIVO - En esta foto de archivo del sábado 25 de mayo de 2019, el base de los Raptors de Toronto, Kyle Lowry (7), celebra con uno de sus hijos luego del sexto juego de la final de la Conferencia Este de la NBA contra los Bucks de Milwaukee, en Toronto. (Nathan Denette/The Canadian Press vía AP)

TORONTO (AP) — El desfile que los Raptors de Toronto disfrutaron la semana pasada fue improvisado y rápido. La oportunidad de una verdadera celebración de campeones aguarda.

“De vuelta al trabajo”, es la frase con la que podría describirse la actitud de los Raptors mientras se alistan para el primer partido de la Final de la NBA contra los bicampeones defensores, Warriors de Golde State, el jueves en Toronto. Hubo alguna diversión al final de la semana pasada por una o dos horas después de ganar el título de la Conferencia del Este, pero ese sentimiento no se encuentra más por ninguna parte.

“Sabemos que logramos algunas cosas grandiosas”, dijo el escolta Danny Green. “Pero el trabajo no está terminado”.

Cuando los Raptors ganaron el Este, luego de las celebraciones sobre la cancha y unos cuantos momentos jubilosos en el vestuario, alguien tuvo la brillante idea de llevar el trofeo plateado de campeones de conferencia a un lugar llamado Jurassic Park (Parque Jurásico). Esa explanada es normalmente conocida como Maple Leaf Square (Plaza Hoja de Maple), en referencia al equipo de hockey profesional de la ciudad.

Ahora, era el turno de los Raptors y no de los Maple Leafs para encabezar una actividad en la plaza.

Así que, flanqueados por miembros de seguridad y por el rapero Drake _ferviente fanático de los Raptors_, los jugadores de Toronto salieron. Kyle Lowry llevó el trofeo a lo largo de un amplio pasillo de la arena después del partido del sábado, pasó entre cientos de fanáticos que seguían ahí y que intentaron conseguir abrazos y fotos.

Eventualmente, el grupo siguió su camino hacia la parte exterior. La mayoría de los fanáticos se había ido para entonces, y la fiesta no duró mucho.

Tampoco importó. Para el domingo, Lowry había cambiado su enfoque hacia la Final.

“Bastante”, dijo Lowry. “Es una gran tarea la que tenemos enfrente. Sabemos que tenemos un buen equipo, y debemos estar enfocados en cada posesión (de balón). Ellos van a ser inmensos en esta serie”.

Afrontar de manera adecuada esta ocasión es, con seguridad, un desafío para los Raptors, ya que la mayoría de los jugadores en el plantel de Toronto no habían estado antes en la Final.

Si hay algún punto positivo, es que Toronto ya ha lidiado con un péndulo de emociones en estos playoffs.

La mayor preocupación en un partido de esta postemporada hasta ahora para el entrenador Nick Nurse fue visible el primer duelo de la final del Este en Milwaukee. Ese partido se presentó un par de días después de que Kawhi Leonard hizo un tiro justo cuando sonaba la bocina. El balón rebotó cuatro veces en el aro antes de caer en la red y dar a Toronto una victoria en el séptimo juego de las semifinales del Este contra Filadelfia.

“Si hubo una vez en que pensé que quizá ocurriría un desastre, fue entonces”, señaló Nurse en referencia al encuentro que siguió a esa tormenta de emociones. “Pero, hombre, jugamos estupendo. Los superamos totalmente. Jugamos duro. No ganamos el partido, pero pensé que los superamos casi todo el camino. Simplemente no conseguimos que el balón rebotara hacia nuestro lado. Podríamos haber utilizado un par de rebotes un par de días antes. Pero de nuevo, eso sólo me mostró que nuestro equipo era capaz de mantener sus emociones controladas”.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.