MOSCÚ (AP) — El Kremlin rechazó el jueves las acusaciones británicas de que el presidente ruso Vladimir Putin es el máximo responsable de envenenar a un exespía en Inglaterra y dijo que Rusia no investigará a los sospechosos.

El ministro de Seguridad británico acusó a Putin del ataque a Serguei Skripal y su hija. Asimismo, advirtió que Londres responderá a la "actividad maligna" rusa con medidas tanto públicas como clandestinas.

Ben Wallace dijo a la BBC que Putin y su gobierno "controlan, financian y dirigen" la unidad de inteligencia militar llamada GRU, que según Gran Bretaña trató de matar a Skripal con el agente neurotóxico novichok, creado por la Unión Soviética.

Skripal y su hija Yulia pasaron semanas en estado crítico después de ser envenenados con novichok en la ciudad británica de Salisbury el 4 de marzo. Ahora convalecen en una localidad secreta para su propia seguridad.

Una vecina, Dawn Sturgess, murió y su novio Charlie Rowley se enfermó cuando entraron en contacto con restos del veneno en un frasco de perfume en junio.

La fiscalía británica acusó en ausencia en la víspera a dos supuestos agentes rusos, Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, nombres que probablemente son alias. El intento de homicidio fue aprobado "en un nivel alto del estado ruso", dijo la primera ministra británica Theresa May el miércoles.

Moscú niega enérgicamente toda participación en el ataque y funcionarios rusos dijeron que no reconocían a los sospechosos.

El vocero presidencial Dmitry Peskov dijo que las acusaciones de May son "inaceptables" y que "nadie en la conducción rusa" tiene algo que ver con el envenenamiento.

Peskov dijo que Rusia "no tiene motivos" para investigar a los acusados porque Gran Bretaña no ha pedido ayuda legal.

Gran Bretaña tiene previsto presentar un caso contra Rusia ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el jueves. Muchos países occidentales ya impusieron sanciones a Moscú por el ataque.

___

Lawless informó desde Londres