DANBURY, Connecticut, EE.UU. (AP) — Un municipio de Connecticut está luchando para que un policía que fue despedido por insultar y amenazar a un inmigrante recupere su trabajo.

Funcionarios de Danbury están apelando los hallazgos de un panel de mediación que indicaron que el comportamiento del agente Christopher Belair durante la parada de tráfico fue "indignante y perturbador", pero que el municipio no tenía razones para despedirlo.

Belair fue despedido después de que circulara un video que lo muestra usando groserías mientras amenaza con golpear a un conductor y le dice que se vaya del país. The News-Times reportó que el panel de mediación dijo que una suspensión de 90 días hubiera sido más apropiada.

Luego de la confrontación, Belair fue acusado de agresión y amenazas en tercer grado pero fue absuelto en 2015.

Ni Belair ni su abogado pudieron ser ubicados para comentar al respecto, pero Belair ha dicho antes que él quiere seguir ayudando a gente.