AP NEWS
Related topics

EEUU confirma espionaje sin orden judicial

April 2, 2014

WASHINGTON (AP) — El gobierno de Estados Unidos ha espiado las comunicaciones de sus ciudadanos sin orden judicial como parte de las operaciones de vigilancia electrónica de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) contra objetivos extranjeros fuera de territorio estadounidense, confirmó el martes en una carta al Congreso el principal funcionario de inteligencia del país.

Las labores de investigación fueron autorizadas por un tribunal secreto en 2011, pero hasta el martes no estaba claro si se habían realizado o no contra ciudadanos estadounidenses.

La confirmación ofrece más detalles sobre las operaciones de vigilancia del gobierno después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. El gobierno ha interpretado de manera amplia estas leyes para permitir la recopilación de información sobre las comunicaciones de estadounidenses inocentes, prácticas que el gobierno de Obama sostiene son legales. Pero el presidente ha prometido revisar algunos de estos programas para determinar si el gobierno debe realizar este tipo de vigilancia.

“Altos funcionarios han insinuado que las entidades del gobierno no leen deliberadamente los correos electrónicos de los estadounidenses, no supervisan sus actividades en línea ni escuchan sus conversaciones telefónicas sin una orden judicial”, dijeron los senadores demócratas Ron Wyden, de Oregon, y Mark Udall, de Colorado, en un comunicado conjunto.

“Sin embargo, los hechos muestran que esas insinuaciones fueron engañosas y que los servicios de inteligencia en realidad han revisado las comunicaciones de estadounidenses”, agregaron.

Wyden ha presionado al gobierno para que diga si estas actividades han ocurrido. En una carta del 28 de marzo a Wyden, James Clapper, el principal funcionario de inteligencia del país, dijo que la NSA había investigado las comunicaciones de estadounidense dentro de la información que recolectaba cuando vigilaba a extranjeros fuera de territorio estadounidense. En su carta, Clapper también mencionó un documento desclasificado dado a conocer en agosto pasado que también reconoció el uso de tales investigaciones, afirmando que se estudiaron y se determinó que no había ocurrido nada indebido. No estaba claro con qué frecuencia se realizaron esas investigaciones.

Los documentos revelados el año pasado por Edward Snowden, ex analista de seguridad de la NSA, mostraron que el gobierno recopila una enorme cantidad de información a través de grandes compañías de internet, como Google, Apple, Microsoft y Facebook, como parte de uno de sus programas de vigilancia de las comunicaciones de extranjeros fuera de territorio norteamericano.

El gobierno no puede usar esa autoridad para recopilar información sobre las comunicaciones de los estadounidenses, pero se han recopilado inadvertidamente conversaciones de norteamericanos inocentes. Cuando esto sucede, la NSA está obligada a tomar ciertas medidas para ocultar las comunicaciones de estadounidenses que no tienen nada que ver con agentes de inteligencia extranjeros.

En 2011 el gobierno solicitó y recibió la aprobación del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera para buscar a estadounidenses en las comunicaciones que ya había recopilado, pero esas búsquedas sólo eran permisibles si hubiese un propósito ligado a actividades de inteligencia extranjera.

El gobierno de Obama alega que las revisiones son legales porque se busca en información que obtuvo legalmente.

AP RADIO
Update hourly