TOKIO (AP) — Un cohete de una empresa privada japonesa despegó el domingo y voló durante más de un minuto, pero el vuelo fue interrumpido debido a una falla en las comunicaciones.

La firma que desarrolló el cohete, Interstellar Technologies, informó que abortó el lanzamiento después de unos 80 segundos y que el cohete cayó en el mar a unos 8 kilómetros (5 millas) de distancia.

Cientos de espectadores se reunieron para ver y aplaudieron cuando el cohete despegó de una plataforma de lanzamiento en Hokkaido, la principal isla del norte de Japón.

El cohete "Momo" debía haber alcanzado una altitud de 100 kilómetros, pero solo viajó entre 30 y 40 kilómetros. Varios proyectos financiados por el gobierno japonés han lanzado más de 30 cohetes.

El expresidente de Livedoor Co. y fundador de Interstellar Technologies (Tecnologías Interstelares) Takafumi Horie dijo creer que los datos del lanzamiento de prueba resultarían útiles de cualquier forma.

La compañía busca lanzar cohetes capaces de transportar pasajeros para viajes espaciales, pero planea comenzar con el lanzamiento de satélites pequeños.