CLEVELAND, Ohio, EE.UU. (AP) — Una cantante de ópera que aún se presenta después de recibir dos trasplantes pulmonares cantó por primera vez una canción que compuso como tributo a las raíces hondureñas de su donante más reciente.

Charity Tillemann-Dick y la hija de 24 años de su donadora de pulmón, Esperanza Tufani, cantaron frente a unos 200 médicos y ejecutivos de la industria en la cumbre médica de Cleveland el martes. Tillemann-Dick compuso la canción, “American Rainbow”, para honrar su relación con su donadora, una inmigrante hondureña que murió de un ataque cardiaco en 2012.

“Todos somos parte de esta gran familia humana y creo que los trasplantes muestran eso mejor que nada”, dijo Tillemann-Dick. “Respiro gracias a alguien que llegó a este país en busca de una mejor vida”.

Tillemann-Dick estudiaba ópera en Hungría cuando descubrió que tenía hipertensión pulmonar, una enfermedad que provocó que su corazón se hinchara tres veces y medio su tamaño normal y pudo haber sido mortal de no recibir un trasplante de pulmón. Después de recibir los nuevos pulmones en 2009, Tillemann-Dick tenía lo que calificó de “un pequeño hilo de voz”. Un médico le dijo que si cantaba notas agudas moriría, pero persistió y recibió meses de terapia antes de volver a cantar.

Un año después, el cuerpo de Tillemann-Dick rechazó los pulmones y pasó por una experiencia que fue “lo más devastador que me ha sucedido”.

Tillemann-Dick creía que moriría, pero en 2012 recibió otro par de pulmones de la madre de Tufani, cuyos pulmones resultaron ser más compatibles. La voz de Tillemann-Dick se recuperó rápidamente y su álbum debut, “America Grace”, estuvo hasta arriba de la lista de clásicos Billboard en julio de 2014.

Tillemann-Dick escribió una carta a Tufani para agradecerle por los pulmones de su madre. Diez meses después, se contactaron gracias a un conocido en común y rápidamente se volvieron amigas. Tufani, gerente de un restaurante Chipotle que aspira convertirse en cantante, dijo que al principio fue complicado para ella tomar la decisión de donar los pulmones de su madre, ya que había perdido contacto con ella tras el divorcio de sus padres.

Hoy día, Tufani no tiene arrepentimientos.

“Siempre quise haber cantado con mi mamá, pero no tuve una relación con ella”, dijo Tufani. “Poder hacerlo a través de Charity, es impresionante. Realmente no cae en la cuenta del impacto que ha tenido en mi vida”.