NUEVA YORK (AP) — Los Astros de Houston no perdían en juegos consecutivos desde inicios de septiembre y fueron el equipo que compiló el mejor récord de visitante en la campaña.

Pero su bullpen no supo preservar una ventaja de cuatro carreras. Y Houston tampoco está bateando, apenas para .153 en una serie de campeonato de la Liga Americana contra los Yanquis, igualada ahora 2-2.

Luego de sucumbir 6-4 el martes, los Astros confían en sustraer una victoria de su expedición al Yankee Stadium para rematar en su casa.

Para ello contarán con su as Dallas Keuchel.

“No vamos a encender las alarmas, ni caer en el pánico solo porque hemos perdidos dos partidos seguidos”, dijo Carlos Correa, el estelar torpedero puertorriqueño de los Astros. “Mañana vamos con Keuchel”.

“Esta es una serie digna de playoffs y yo me siento muy optimista con mi equipo”, añadió el segunda base venezolano José Altuve. “Mañana tenemos que darlo el todo por el todo”.

Los Astros palpitaron la victoria cuando se fueron arriba 4-0 en el séptimo inning. El manager A.J. Hinch no vaciló en recurrir a su bullpen, pero nada surtió efecto en la primera seguidilla de reveses desde el periodo comprendido del 8 al 10 de septiembre en Oakland.

Al menos la siguiente maniobra de Hinch es muy fácil: el barbudo Keuchel en la lomita.

Keuchel abrirá el quinto juego el miércoles, y Houston confía en que prolongue su dominio sobre los Yanquis.

“Es alguien que sabe llegar lejos en un juego”, dijo Hinch. “Luego le pasaremos la bola a este bullpen con la ventaja mañana, sintiéndonos confiados, si ese es el caso”.

Keuchel estará preparado para una recepción hostil en el Bronx.

“Te abuchean cuando enfrentas al Imperio del Mal en su casa”, dijo el zurdo empleando una alusión a la Guerra de las Galaxias. “Te hace sentir bien porque significa que estás haciendo las cosas correctamente”.

Es bueno que Keuchel tenga ese aplomo para lanzar en territorio enemigo.

“Parece que la ventaja de casa ha influido un poquito y ha salido a relucir”, dijo Altuve. “Pero mañana tenemos que dar el todo por el todo”.

Y tendrán a Keuchel. Lanzó siete innings en blanco con 10 ponches para la victoria en el primer juego. El Cy Young de la Americana en 2015 coronó esa campaña al cubrir seis innings en blanco para el triunfo en el juego de comodines en el Yankee Stadium. De por vida, tiene efectividad de 1.09 en 57 2/3 innings contra los Yanquis, sin permitir jonrones.

“Mi confianza en él siempre será la mayor, ya sea en playoff o lo que sea”, dijo Altuve. “Es un pitcher que ha demostrado que cada vez que se monta en el montículo va a darlo todo por su equipo”

___

Siga a Eric Núñez en www.twitter.com/EricNunezAP