CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — El expresidente guatemalteco Álvaro Colom ha salido en libertad tras pagar una fianza de 1 millón de quetzales, unos 133.000 dólares, luego de estar preso por casi seis meses mientras se lo juzga por corrupción.

El fiscal Juan Francisco Sandoval dijo el sábado a la Associated Press que la fiscalía solicitará un amparo para revertir el beneficio de libertad que le concedió un juez. Colom, de 67 años, seguirá sujeto al proceso pero en libertad, aunque no podrá salir del departamento de Guatemala.

Colom fue arrestado el 13 de febrero pasado junto a 9 de sus exministros, acusados de malversación de fondos en un proyecto de modernización del sistema público de transporte en Guatemala.

Según la investigación en la que también participa la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Colom, que gobernó entre 2008 y 2012, creó un fideicomiso para operar el Transurbano, un sistema de transporte prepago para el cual la municipalidad adjudicó rutas de transporte público en la capital guatemalteca por 25 años y varios millones de quetzales a empresas de transporte.

Meses después, con el favor de los diputados del partido oficialista, el Congreso presentó una iniciativa de ley que los exoneraba de pagar impuestos. Según la fiscalía, hubo malos manejos durante todo el proceso que incluyeron subsidios a las empresas de los cuales se habrían beneficiado a los funcionarios. Colom negó los cargos.

Colom no es el único expresidente que se ha visto tras las rejas acusado de este tipo de delitos. El expresidente Otto Pérez Molina tuvo que renunciar en 2015 ante acusaciones de liderar una estructura delictiva y permanece en prisión a la espera de juicio. Pérez Molina ha dicho que es inocente de los cargos.

La fiscalía y CICIG también ha acusado al actual presidente Jimmy Morales de financiamiento electoral ilícito del partido Frente de Convergencia Nacional, (FCN) que lo llevó al poder en el 2016. Morales también ha negado los cargos en su contra.