AKRON, Ohio, EE.UU. (AP) — Justin Thomas rompió el empate mediante cinco birdies a la mitad de su ronda, para tomar una delantera de tres golpes, como líder único del Bridgestone Invitational, de cara a la última ronda.

Thomas entregó el sábado una tarjeta de 67 golpes, tres debajo del par, y nadie le pudo seguir el paso, mucho menos Tiger Woods.

Woods, quien comenzó la tercera ronda a cinco impactos de la cima, consiguió apenas un birdie y rubricó un recorrido de 73 golpes. Así, concluyó su racha de 10 rondas consecutivas en par o por debajo de éste en la campaña que ha marcado su retorno al golf.

“Esta ronda fue muy parecida a la primera”, comentó. “No había estado muy atinado desde el primer día, pero hice de todo. Hoy pasó lo mismo, pero no hice nada”.

El domingo, Woods iniciará la ronda definitiva a 11 golpes del primer puesto.

Thomas, quien buscará defender su título del PGA Championship la próxima semana, busca su tercer triunfo de la temporada y el primero en cinco meses.

Jugará en el último grupo junto con Rory McIlroy, quien firmó una tarjeta de 67 y se ubicó a tres golpes, igualado con Ian Poulter (70).