WASHINGTON (AP) — La Reserva Federal decidió el miércoles mantener sin variar las tasas de interés, en momentos en que la inflación está tan baja que ni siquiera llega a la meta que se ha fijado el banco central estadounidense.

La institución destacó que la inflación está excesivamente débil a pesar de que el mercado laboral se mantiene robusto con una tasa de desempleo de apenas 4,4%. Usualmente el crecimiento del empleo impulsa los salarios y los precios. Pero la tasa usada por la Fed para medir la inflación sigue estando por debajo de su meta de 2%.

El banco central estadounidense decidió dejar su tasa de interés referencial en un rango de entre 1% y 1,25%, luego de haberla aumentado dos veces en lo que va de año: en marzo y en junio.