FERGUSON, Missouri, EE.UU. (AP) — Cuatro años después del letal tiroteo de la policía que desató disturbios raciales en Ferguson y dio lugar al movimiento Black Lives Matter, un concejal negro de la ciudad superó en las primarias demócratas al fiscal blanco que fue criticado por la forma en que manejó el caso.

La sorprendente victoria de Wesley Bell ante el fiscal Bob McCulloch _quien lleva siete períodos en el cargo en el condado San Luis_ en las primarias del martes prácticamente le asegura a Bell la victoria en las elecciones legislativas de noviembre. Los republicanos no han presentado un candidato.

“La gente no creía que se podía lograr”, dijo Bell, de 43 años, en una entrevista el miércoles. “El mensaje que le daríamos a la gente es: ‘No tiene que creerlo, solo apóyelo”.

Bell indicó que lo que atrajo al electorado fue su plataforma de reformas tales como reforzar la rendición de cuentas de la policía, revisar el sistema de fianzas en efectivo y poner fin al enjuiciamiento de delitos menores relacionados con las drogas.

El cambio comenzó hace cuatro años.

El 9 de agosto de 2014, Michael Brown _un negro desarmado de 18 años_ fue muerto a tiros a manos del agente blanco Darren Wilson luego que un encuentro en la calle se convirtió en un pleito. Wilson dijo que disparó en defensa propia, mientras que algunos testigos afirmaron que Brown tenía los brazos levantados. El incidente derivó en protestas violentas que se extendieron durante meses.

Un jurado investigador del condado San Luis rechazó acusar formalmente a Wilson. Muchos manifestantes y otras personas acusaron a McCulloch de orientar al panel a que tomara esa decisión. McCulloch, de 67 años, declinó conceder una entrevista el miércoles, pero ha negado rotundamente haber hecho algo para influenciar al jurado.

Bell recibió el 57% de los votos ante el 43% de McCulloch en el condado San Luis, el cual es limítrofe con la ciudad de San Luis y es el condado más grande del estado con una población de alrededor de un millón de personas.