AP NEWS
Related topics

HRW: Irak detiene a cientos de menores ligados a ISIS

March 6, 2019
En esta imagen de archivo, tomada el 3 de octubre de 2017, un agente de seguridad kurdo ordena a un desplazado de la localidad de Hawija que se siente mientras intentan determinar quienes tienen vínculos con el grupo Estado Islámico, en un centro de control kurdo, en Dibis, Irak. (AP Foto/Bram Janssen, archivo)

IRBIL, Irak (AP) — Irak y el gobierno regional kurdo han acusado a centenares de niños de terrorismo por presunta afiliación con el Estado Islámico, usando a menudo tortura para forzar confesiones, denunció el miércoles la organización Human Rights Watch.

En un reporte, el grupo basado en Nueva York calculó que al final de 2018 las autoridades iraquíes y kurdas tenían detenidos a unos 1.500 niños por lazos con el Estado Islámico. Dijo que los cargos a menudo se basan en acusaciones dudosas y confesiones obtenidas por medio de tortura.

Los niños son entonces sentenciados a prisión en procesos injustos, dijo HRW.

Belkis Wille, principal investigador en Irak de Human Rights Watch, dijo que el enfoque adoptado por Irak ignora completamente lo que se entiende comúnmente y está reflejado en las leyes internacionales, que es que los niños que fueron reclutados a la fuerza deberían ser tratados como víctimas, no criminales.

Irak declaró victoria sobre ISIS en diciembre de 2017 luego de tres años de batallas que mataron a decenas de miles de personas y destruyeron ciudades. El país lidia ahora con el legado de esa guerra, que incluye a miles de detenidos, incluso niños, que están siendo sentenciados en juicios apresurados.

“Niños acusados de afiliación con el Estado Islámico están siendo detenidos y a menudo torturados y enjuiciados, independientemente de si estuvieron realmente involucrados con el grupo”, dijo Jo Becker, directora de defensa de niños para HRW. “Ese enfoque punitivo generalizado no es justicia y creará consecuencias negativas de por vida para muchos de esos niños”.

El informe dice que los niños reclutados por grupos armados deben ser reconocidos como víctimas que deberían ser rehabilitadas y reintegradas a la sociedad.

El informe de 52 páginas, titulado “Todo el Mundo Debe Confesar: Abusos contra Niños Sospechosos de Afiliación con el grupo Estado Islámico en Irak”, criticó lo que describió como un proceso de investigación fallido que a menudo lleva a la detención y enjuiciamiento de niños sin importar si estuvieron involucraos con ISIS ni la magnitud del involucramiento.

Cita el caso de un detenido de 17 años, quien dijo que trabajaba en un restaurante de Mosul que servía a miembros del Estado Islámico y pensaba que su nombre apareció en una lista de “se busca” porque el grupo tomó su documento de identificación para pagarle su salario.

“Lo que vemos son juicios extremamente breves en los casos de esos niños. Cada uno de esos juicios procedió solamente sobre la base de confesiones producidas por sus interrogatorios, a menudo con el uso de tortura”, dijo Wille.