ROMA (AP) — El máximo tribunal de Italia revocó el viernes la condena por homicidio contra la estadounidense Amanda Knox y su ex novio a causa del asesinato de una compañera de cuarto de ella ocurrido en 2007, fallo que pone fin a un notorio caso que suscitó interés a ambos lados del Atlántico.

"¡Se acabó!", exclamó exultante el abogado de Knox, Carlo Dalla Vedova, después de que se leyó la decisión. "No podría ser mejor".

En un fallo fuera de lo habitual, la Corte de Casación anuló las condenas emitidas el año pasado por un tribunal de apelaciones de Florencia y declinó ordenar un nuevo juicio. Los jueces afirmaron que ambos coacusados no cometieron el homicidio, una exoneración más contundente que sólo asegurar que las pruebas no bastaban para emitir las condenas.

En un comunicado emitido desde su casa en Seattle, Knox dijo que se sentía "aliviada y agradecida" por la decisión.

"El saber que soy inocente me ha dado fortaleza en los momentos más oscuros de este difícil trance", afirmó, al tiempo que agradeció a sus simpatizantes por creer en ella.

Expertos han dicho que es inusual que la Corte de Casación conceda una exoneración total, pues podría haber ratificado la declaración de culpabilidad u ordenado un nuevo juicio como lo hizo en 2011, cuando el caso le fue remitido por primera vez para que lo revisara en apelación.

Los magistrados difundirán sus argumentos dentro de 90 días.

La decisión pone fin a la larga batalla judicial librada por Knox, que aguardaba el veredicto en su ciudad natal de Seattle, y el coacusado Raffaele Sollecito. Ambos, que siempre sostuvieron su inocencia en la muerte de la estudiante británica Meredith Kercher, pasaron cuatro años en la cárcel inmediatamente después del homicidio.

Francesco Maresca, abogado de la familia Kercher, estaba claramente disgustado por el fallo.

"Creo que es una derrota para el sistema de justicia italiano", afirmó.

Al otro lado del Atlántico, un grito espontáneo de júbilo se escuchó en la casa de la madre de Knox en Seattle cuando fue anunciado el veredicto. Diversos parientes y simpatizantes salieron al jardín trasero, donde se abrazaron y aclamaron el fallo.

Dalla Vedova indicó que le llamó a Knox para darle la noticia, pero dijo que ella no podía hablar debido a las lágrimas.

"Lloraba porque estaba muy feliz", afirmó él.

El caso suscitó gran interés en tres países por su mezcla explosiva de amor, homicidio y fallos cambiantes en las cortes italianas.

Kercher, de 21 años, fue encontrada muerta el 2 de noviembre de 2007 en el apartamento que compartía con Knox y otros dos estudiantes. Tenía cortada la garganta y la habían violado.

Días después, la policía arrestó a Knox y Sollecito. Posteriormente otro hombre, Rudy Guede, de Costa de Marfil, fue detenido, enjuiciado y condenado por el homicidio en un juicio separado y purga una sentencia de 16 años de prisión.

La pareja sostuvo su inocencia e insistió en que ambos pasaron la noche juntos en la casa de Sollecito viendo una película, fumando marihuana y sosteniendo relaciones sexuales.

Inicialmente, Knox y Sollecito fueron declarados culpables por un tribunal de Perugia en 2009, y posteriormente fueron absueltos y dejados en libertad en 2011. En 2014 se les condenó de nuevo en 2014 en Florencia después de que la Corte de Casación revocara las exoneraciones y ordenara un nuevo juicio en apelación.

___

El periodista Paolo Santalucia de The Associated Press contribuyó a este despacho.