TALLAHASSEE, Florida, EE.UU. (AP) — En una carta abierta con el título de “Querido Estados Unidos”, la tía de una joven de 14 años que murió en el tiroteo dentro de una escuela de Florida, pide acciones — no oraciones — para poner fin a la violencia con armas de fuego.

Abbie Youkilis describe a su sobrina Jaime Guttenberg como una joven inteligente y llena de vida, con la mejor sonrisa del mundo. Bailaba con belleza y gracia, relata, y “probablemente había sido amable con el estudiante que le disparó”.

La emotiva carta difundida el jueves acusa de complicidad a los políticos que no toman medidas para restringir el accesos a armas de fuego, y afirma que junto con la National Rifle Association (NRA) facilitaron las acciones Nikolas Cruz, el joven de 19 años que está acusado de matar a Jaime y a otras 16 personas el miércoles en una escuela secundaria de Parkland, Florida.

“Mi familia no quiere sus condolencias y oraciones. Queremos sus acciones. Únanse en el combate a la NRA. Únanse en el combate para destituir a cualquier político que esté más interesado en las contribuciones de campaña que en mi preciosa Jaime. Únanse en respaldo a los líderes que lucharán con valentía por las vidas de nuestros hijos”, escribió Youkilis.

Los activistas que defienden la tenencia de armas han distorsionado el derecho a poseer armas de la Segunda Enmienda más allá de cualquier interpretación racional, afirmó.

“¿Por qué es más importante tu pasatiempo de cacería que la vida de mi sobrina?”, escribió. “¿Por qué se sacrificó a mi sobrina en aras de sus ‘libertades’?”

Youkilis describió a los padres de Jaime como cariñosos y sobreprotectores. Fred Guttenberg escribió en Facebook que “intenta averiguar cómo es que mi familia saldrá de esto”.

Y Youkilis dijo que pretende politizar el asunto, como Jaime _ de noveno grado _ lo habría querido.

“Esto es político, y ahora también es personal. Si no es ahora, ¿cuándo? Si no somos nosotros ¿Quién? Si no ACTUAMOS de una vez, la enfermedad de la violencia con armas nos matará a todos”, escribió.

Es posible que la legislatura de Florida, dominada por republicanos, no haga mucho, o nada, por limitar el acceso a armas. Después del tiroteo en el centro nocturno Pulse en el que murieron 49 personas, los republicanos presentaron propuestas para permitir armas en campus de universidades estatales y aeropuertos. Los republicanos se negaron a escuchar las propuestas de los demócratas que habrían restringido el acceso a armas, incluyendo una prohibición total a los fusiles de asalto.

Después del tiroteo del miércoles, el gobernador Rick Scott y el resto de los legisladores republicanos hablaron de mantener las armas fuera de las manos de las personas con problemas mentales, además de incrementar la seguridad escolar, pero no de restringir el acceso a armas.

“No sacas los autos de circulación solo porque alguien se emborrachó, utilizó uno y mató a alguien”, dijo el representante Jose Oliva, quien está en línea para ser el próximo presidente de la cámara baja del estado.