SAN JUAN (AP) — Funcionarios de Estados Unidos y Puerto Rico discreparon el jueves respecto a cuándo quedará totalmente restablecida la electricidad en la isla tras el paso del huracán María hace un mes.

Ricardo Ramos, director de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, dijo que la empresa está generando 35% de su producción regular y que prevén que alcance el 50% para mediados de noviembre y 95% para mediados de diciembre. Sin embargo, Ray Alexander, director de las operaciones de contingencia del Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense, indicó que el objetivo del cuerpo es restablecer el servicio al 50% para finales de noviembre y al 75% para finales de enero.

“Estamos concentrados en ejecutar la misión que nos fue encomendada” dijo Alexander durante una audiencia en Washington, y agregó que la empresa ha trabajado con el Departamento de Energía de Estados Unidos para desarrollar una red eléctrica más resistente para Puerto Rico.

El gobernador Ricardo Rosselló criticó al Cuerpo de Ingenieros a principios de esta semana por lo que según él era una falta de premura para ayudar a Puerto Rico con la falta de energía.

Una gran parte de la isla aún carece de electricidad, y las quejas se han disparado entre los dueños de negocios que dicen que las pérdidas están aumentando y de los padres que señalan que sus hijos necesitan comenzar con el ciclo escolar. Casi el 20% de la isla continúa sin suministro de agua desde que María azotó el territorio con vientos de hasta 247 kilómetros por hora (154 millas) el 20 de septiembre y cobró la vida de 55 personas. Decenas de miles de personas han perdido sus empleos y algunos dicen que más de 470.000 personas podrían abandonar la isla en los próximos años.

“Si no restablecemos el servicio de energía y otros servicios básicos, el daño a nuestra economía será aún mayor”, dijo Ramón Rosario, secretario de Asuntos Públicos de la Isla. “No podemos permitir eso y tenemos metas claras establecidas”.

La diferencia en cálculos se conoce dos días después que la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico canceló un polémico contrato de 300 millones de dólares que otorgó a la empresa Whitefish Energy Holdings. La compañía, con sede en Montana, está ubicada en la ciudad natal del secretario del Interior Ryan Zinke, y tenía solo dos empleados de tiempo completo cuando la tormenta azotó la isla. Los equipos subcontratados por Whitefish terminarán sus proyectos antes del 30 de noviembre, de acuerdo con los funcionarios.

Ramos continuó elogiando a Whitefish a pesar de auditorías locales y federales. “Han ejecutado muy bien”, indicó. Además, señaló que ha recomendado que Cobra Acquisitions, con sede en Oklahoma y que tiene un contrato de 200 millones de dólares con el gobierno, subcontrate a los trabajadores que Whitefish empleó, en caso de que el contrato lo permita.