WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump restó importancia el martes a las acusaciones sobre conducta sexual inapropiada contra el republicano Roy Moore, que aspira a ser senador por Alabama, y dijo a los votantes que no deberían apoyar al rival “liberal” de Moore.

Trump habló sobre la controversia que gira alrededor del candidato por primera vez desde que los líderes republicanos más importantes pidieron a Moore que abandonara su candidatura hace más de una semana.

“No necesitamos a una persona liberal ahí”, señaló Trump sobre el rival de Moore, el demócrata Doug Jones. “No necesitamos a alguien que no tiene mano dura con el crimen como Jones”.

Trump indicó que la próxima semana anunciará si hará campaña en favor de Moore.

El mandatario habló con los medios de comunicación en la Casa Blanca antes viajar a su club Mar-a-Lago en Palm Beach, Miami, para comenzar su descanso por el Día de Acción de Gracias.

Seis mujeres han acusado a Moore de intentar sostener una relación romántica con ellas cuando eran adolescentes y él era un asistente de fiscal de distrito de poco más de 30 años. Dos lo acusaron de acoso o de abuso sexual. Moore ha rechazado las acusaciones.

Trump _quien ganó las elecciones presidenciales el año pasado a pesar de más de una decena de acusaciones sobre conducta sexual inapropiada en su contra_, esquivó las preguntas de los periodistas sobre por qué apoya a un hombre acusado de acoso sexual y no a un individuo que pertenece al Partido Demócrata. Mencionó la afirmación de Moore de que no hizo nada malo.

“Roy Moore lo niega, es todo lo que puedo decir”, dijo Trump. “Él lo niega”.

Hizo notar también que las acusaciones son sobre conducta que supuestamente ocurrió hace décadas.

“Cuarenta años es mucho tiempo”, explicó el presidente, y cuestionó el por qué las acusadoras demoraron tanto para denunciar a Moore.

Anteriormente, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders había dicho que Trump “piensa que la gente de Alabama debería tomar la decisión sobre quién debería de ser su próximo senador”.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan _ambos republicanos_, pidieron a Moore que abandone su candidatura ante las acusaciones. El Comité Nacional Republicano y el Comité Nacional Republicano del Senado retiraron su apoyo a la campaña de Moore antes de la elección especial el 12 de diciembre para el escaño en el Senado de Alabama, el cual alguna vez fue ocupado por el ahora secretario de Justicia Jeff Sessions.

Las acusaciones contra Moore llegan en un contexto nacional de acusaciones sobre acoso sexual contra hombres poderosos en los medios de comunicación, los negocios y la política. Trump dijo que está “muy contento” de que las mujeres estén dando a conocer lo que les pasó.

“Creo que es un momento muy especial porque muchas cosas están saliendo a la luz y creo que eso es bueno para nuestra sociedad y pienso que es muy, muy bueno para las mujeres”, señaló Trump.

Por otro lado, Jones está destacando en un anuncio de campaña los comentarios que republicanos prominentes han hecho sobre Moore.

El anuncio resalta comentarios que Sessions, el senador Richard Shelby e Ivanka Trump hicieron en respuesta a acusaciones de mala conducta sexual en contra de Moore.

Sessions dijo que él no tenía razones para dudar de las mujeres que acusaban a Moore. Shelby dijo que él "definitivamente no" votará por Moore. La hija del presidente dijo que hay un lugar especial en el infierno para gente que abusa de niños.

El anuncio comenzó a transmitirse el lunes por la noche. Es la primera vez que la campaña de Jones lanza un ataque directo contra Moore por las acusaciones.