AP NEWS
Related topics

Pelosi promete esfuerzo metódico por “crisis constitucional”

May 9, 2019
La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, habla con la prensa en el Congreso en Washington, jueves 9 de mayo de 2019. Pelosi dijo que la negativa del presidente Donald Trump a someterse a una investigación legislativa ha provocado una "crisis constitucional". (AP Foto/J. Scott Applewhite)

WASHINGTON (AP) — La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo el jueves que la negativa del presidente Donald Trump a someterse a una investigación legislativa ha provocado una “crisis constitucional” y prometió que se realizará un esfuerzo metódico, aunque prolongado, para supervisar a la Casa Blanca desde el Congreso.

Pelosi no hizo promesas de una votación inmediata en la cámara baja para declarar al secretario de Justicia William Barr en desacato del Congreso por negarse a entregar el informe completo del fiscal especial Robert Mueller, y dijo que se remitía a la Comisión de Inteligencia, que emitirá una nueva orden la semana próxima. También siguió minimizando las declaraciones sobre un posible juicio político a Trump.

En cambio, esbozó una estrategia de largo aliento para el Congreso que enfrenta a una Casa Blanca que se niega a cumplir los requerimientos de la supervisión legislativa.

“El presidente lo toma a la ligera”, dijo Pelosi. “De lo que se trata es del derecho del pueblo estadounidense a estar enterado, y su elección que está en juego _y de la intervención de un gobierno extranjero en nuestra elección_ para que podamos impedir que vuelva a suceder”.

“No nos adelantaremos a los hechos ni nos retrasaremos”.

Este enfoque paso a paso ha sido la característica de Pelosi en el enfrentamiento creciente entre dos poderes del gobierno a la zaga del informe de Mueller. Al desairar al Congreso, dijo, la Casa Blanca comete precisamente la clase de obstrucción de la justicia que investigó Mueller.

“El presidente está al borde de la autoimpugnación”, dijo.

El miércoles, la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes declaró a Barr en desacato del Congreso, culminando una jornada de enfrentamiento creciente entre los legisladores demócratas y el presidente republicano. Anticipando la votación, Trump invocó por primera vez el principio del privilegio ejecutivo para reclamar el derecho de impedir que los legisladores conozcan el texto completo del informe Mueller sobre la injerencia rusa para ayudar a Trump en las elecciones de 2016.

El presidente de la comisión, Jerrold Nadler, dijo que la medida del Departamento de Justicia constituía una nueva y clara señal de que el presidente “desafiaba totalmente” el derecho constitucional del legislativo a supervisar al ejecutivo.

“No nos gustó hacerlo, pero no tenemos opción”, dijo Nadler después de la votación.

El bloqueo de la Casa Blanca “es un ataque a la capacidad del pueblo estadounidense de saber qué hace el poder ejecutivo”, dijo. “Esto no puede ser”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que ni la presidencia ni Barr “cumplirán con las exigencias ilegales y temerarias del presidente (de la comisión) Nadler”.