AP NEWS
Related topics

De repente, el Barcelona pena en la Liga de Campeones

April 11, 2018

Lionel Messi del Barcelona tras desperdiciar una ocasión de gol en el partido contra la Roma por los cuartos de final de la Liga de Campeones, en Roma, el martes 10 de abril de 2018. (AP Foto/Andrew Medichini)

MADRID (AP) — La Liga de Campeones parece una meta cada vez más inalcanzable para el Barcelona de Lionel Messi.

Casi no hay frente en el que el club catalán no haya reinado imperialmente en los últimos años. Pero se ha atragantado por el máximo trofeo del fútbol europeo.

Messi y compañía sucumbieron el martes 3-0 ante la Roma, desperdiciando la amplia ventaja que había tejido tras imponerse 4-1 en la ida. El fiasco en la capital italiana decretó la tercera ocasión seguida que los azulgranas capitulan en los cuartos de final de la Champions.

La eliminación fue catalogada como un “histórico ridículo”. Después de todo, el Barcelona resultó ser el tercer club en la historia del torneo que deja escapar una ventaja de tres o más goles tras la ida. Los previos fueron el Milan —en los cuartos de final de 2004— y el Paris Saint-Germain —eliminado el año pasado por el mismo Barcelona en los octavos.

“Tenemos que pedir disculpas a la afición por cómo hemos caído”, declaró el centrocampista azulgrana Sergio Busquets. “Es el golpe más duro desde que estoy en el Barsa por cómo se ha producido. Mentiría si dijera que servirá de algo, porque el año pasado ya caímos de manera similar”.

Y sí. El Barcelona fue eliminado por el eventual semifinalista Juventus en la pasada edición, al perder 3-0 en Turín y luego al no pasar del empate sin goles en la vuelta como local. En 2016, los azulgranas se hundieron al perder 3-1 ante el Atlético de Madrid en el marcador global, luego de ganar 2-1 de local y perder 2-0 en la capital española.

Busquets apuntó a que su equipo la pasa mal cuando juega fuera del Camp Nou: “Los resultados estos dos últimos años fuera de casa han sido muy malos en Europa. Hay que cambiar cosas si queremos volver a ganar en la Champions”.

En la misma línea se expresó Josep Bartomeu, el presidente del club. “Teníamos una gran ilusión por llegar a semifinales, hicimos un gran partido de ida. Cada año queremos ganar la Champions, ahora toca analizar todo bien”.

Desde 2015, cuando ganó su último título de la Champions, Barcelona acaparó dos títulos en la Liga española, tres Copas del Rey, un Mundial de Clubes, una Supercopa de Europa y una Supercopa Española.

Messi fue crucial en cada uno de esas conquistas, pero el astro argentino no ha rendido igual en los recientes naufragios europeos. No ha marcado en ninguno de los seis partidos de cuartos de final en los que el Barcelona terminó eliminado.

Neymar se marchó del club poco antes del inicio de la temporada, y varios de los refuerzos que llegaron tras su salida no estuvieron al mismo nivel.

Ousmane Dembélé, señalado como el reemplazante ideal del delantero brasileño, pasó mucho tiempo lesionado y no ha terminado de compenetrarse con Messi y Luis Suárez en el ataque.

Dembélé arrancó el partido del martes en la banca de suplentes, ingresando cerca del final.

Philippe Coutinho también llegó para cubrir la ausencia de Neymar, pero el brasileño no pudo aportar en la Champions debido a que había quedado inhabilitado por su participación previa en el torneo con Liverpool. Por ironías de la vida, Liverpool su ex club en las semifinales tras eliminar al Manchester City.

El lateral derecho Nelson Semedo, otro fichaje del mercado de verano, fue el jugador que quedó en evidencia en la acción en la que el zaguero central Kostas Manolas cabeceó el gol de la victoria de la Roma a los 82 minutos el martes.

Esta fue la primera derrota del Barsa en la Champions bajo la dirección del técnico Ernesto Valverde, quien reemplazó a Luis Enrique al cabo de la pasada temporada.

“Tenemos un equipo muy competitivo que se levantará”, dijo Bartomeu. “Ahora toca analizar mejor el partido y pensar en la Liga y la Copa”.

Aunque la debacle en Roma puso fin a las aspiraciones de obtener un triplete de títulos, el equipo sigue en carrera por recuperar el cetro de la Liga y levantar la Copa. A falta de siete fechas, el Barcelona lidera la Liga con una diferencia de 11 puntos sobre el Atlético. También tienen una cita en la final de la Copa del Rey, el 21 de abril contra el Sevilla, en busca de coronarse por cuarta ocasión seguida en el torneo.

“La penalización es máxima. Es difícil asumir esta eliminación, porque tenemos mucha esperanza en esta temporada y se nos escapa una vez más”, dijo el veterano volante Andrés Iniesta, quien pudo haber jugador su último partido de Champions. “Intentaremos conseguir la Liga y la Copa”.

El sábado, los azulgranas recibirán al tercero Valencia en busca de establecer un record de la Liga al sostener un invicto de 39 partidos consecutivo. Lo comparte con la Real Sociedad, que lo fijó en 1979-80.

AP RADIO
Update hourly