CILICAP, Indonesia (AP) — Una mujer filipina condenada a muerte por tráfico de drogas —una de nueve personas que serían fusiladas— obtuvo un aplazamiento de su ejecución, dijo el miércoles el procurador general de Indonesia.

El procurador general Muhammad Prasetyo se abstuvo de precisar si se efectuaron las ejecuciones de un brasileño, dos australianos, cuatro nigerianos y un indonesio después de la medianoche, como estaban programadas.

De acuerdo con diversos medios de prensa locales, que no identificaron a sus fuentes, sí tuvieron lugar las ejecuciones de los otros ocho condenados.

El primer ministro australiano Tony Abbott anunció que Australia retirará a su embajador de Yakarta en respuesta a las ejecuciones aún no confirmadas de dos ciudadanos australianos, Myuran Sukumaran, de 33 años, y Andrew Chan, de 31.

"Estas ejecuciones son tanto crueles como innecesarias", dijo Abbott a reporteros.

"Crueles porque Andrew Chan y Myuran Sukumaran fueron ejecutados después de estar casi una década tras las rejas, e innecesarias porque ambos jóvenes australianos fueron totalmente rehabilitados en la prisión", agregó.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff dijo en un comunicado que la ejecución de un segundo ciudadano brasileño este año en Indonesia "marca un acontecimiento grave en las relaciones entre las dos naciones".

Brasil había solicitado el aplazamiento de la ejecución de Rodrigo Gularte, de 42 años, por consideraciones humanitarias ya que se trataba de una persona esquizofrénica.

El brasileño Marco Archer Cardoso Moreira fue uno de seis condenados por cargos relacionados con drogas que Indonesia ejecutó en enero, rechazando apelaciones de último minuto de Brasil y Holanda. Indonesia tiene 125 personas en el pabellón de la muerte, incluidos 49 condenados por drogas.

El presidente indonesio Joko Widodo ha prometido no tener piedad con los delincuentes relacionados con las drogas.

Alrededor de las 12:30 a.m. hora local (17:30 GMT) se escucharon disparos en la isla Nusakambangan donde se realizan las ejecuciones.

Mary Jane Fiesta Veloso, de 30 años, fue arrestada en 2010 en el aeropuerto de la ciudad de Yogyakarta, en el centro del país, donde funcionarios descubrieron aproximadamente 2,5 kilogramos (5,5 libras) de heroína ocultos en su equipaje.

Prasetyo dijo que la ejecución de Veloso fue aplazada porque su presunto jefe fue arrestado en Filipinas, y las autoridades de ese país solicitaron el apoyo de Indonesia para el desarrollo de la acción penal en el caso.

"Este aplazamiento no cancela la ejecución. Sólo queremos dar oportunidad en relación al proceso judicial en Filipinas", señaló Prasetyo.

La madre de Mary Jane Veloso, Celia, dijo desde Indonesia a la estación de radio de Manila DZBB que lo que ocurrió fue "un milagro".

"Pensamos que habíamos perdido a mi hija. Realmente agradezco a Dios. Lo que dijo antes mi hija Mary Jane era verdad, 'si Dios quiere que viva, aún si pende de un hilo o simplemente en el último minuto, viviré", señaló Celia Veloso.

"Eso es lo que dijo y fue verdad. Así que realmente agradezco a Dios por este milagro que ocurrió a mi niña", añadió.