CIUDAD DE MÉXICO (AP) — La alegría por debutar en casa al volante de un bólido de la Fórmula Uno se evaporó rápido para el piloto mexicano Alfonso Celis, quien se estrelló el viernes en la primera sesión de prácticas libres del Gran Premio de México.

Celis, piloto de pruebas de la escudería Force India, recibió la primera oportunidad de manejar en la ciudad donde nació hace 21 años, pero luego de rodar con buen ritmo durante varias vueltas se estrelló saliendo de la curva que antecede a la recta principal.

"Uno siempre quiere hacerlo lo mejor posible, pero lamentablemente no se pudo", dijo Celis al final de la práctica. "Venía muy rápido en esa vuelta, era la primera que daba con llantas nuevas y cometí un error. Es una lástima porque estaba siendo de los pilotos más rápidos. A pesar de eso estoy contento por estar aquí en el autódromo y ante la gente que me quiere, es una lástima lo que pasó".

Luego de manejar en varios seriales europeos desde que tenía 16 años, Celis fue fichado por la escudería Force India a finales del 2015 para convertirse en el séptimo mexicano en la historia en pertenecer a un equipo de la máxima categoría.

La temporada pasada, el volante azteca realizó prácticas en seis Grandes Premios y este año también participó en las sesiones previas de Austria y de Hungría, pero es la primera vez que maneja un F1 en la capital mexicana.

"Mañana (sábado) es un nuevo día y una nueva oportunidad, tengo que seguir trabajando", agregó Celis, visiblemente frustrado. "No soy el primero ni seré el último al que le pasa esto cuando llevas un coche al límite”.

Celis no participó en la segunda sesión de práctica el viernes. El sábado se realizará la tercera práctica antes de la clasificación, para la carrera del domingo.