CIUDAD DE GAZA (AP) — Miles de palestinos protagonizaron el viernes manifestaciones junto a la frontera de la Franja de Gaza con Israel y algunos quemaron banderas israelíes mientras los soldados lanzaban gases y disparaban con munición de guerra desde el otro lado de la barda limítrofe.

Al menos nueve palestinos resultaron heridos en la tercera concentración masiva en dos semanas. Desde fines de marzo, 27 palestinos han muerto y cientos han sido heridos.

El viernes, la mayoría de los manifestantes se reunieron en cinco campamentos a varios centros de metros de la cerca. Grupos más pequeños se acercaron a la demarcación, lanzaron piedras, encendieron neumáticos y quemaron enormes banderas israelíes.

Las fuerzas israelíes respondieron con gases lacrimógenos, perdigones de acero revestidos de caucho y munición de guerra al denunciar que los manifestantes arrojaron un artefacto explosivo y varias bombas incendiarias.

Videos distribuidos por los militares mostraron un tramo de cerca constituido de varias capas de rollos de alambre de púas. Los manifestantes introdujeron una bandera palestina sujeta a una soga de la que tiraban para aflojar los rollos. Un hombre arrojó un neumático en llamas.

Los grupos de defensa de los derechos humanos calificaron de ilegales las normas del ejército israelí para abrir fuego, agregando que permiten que los soldados empleen una fuerza potencialmente letal contra manifestantes desarmados. Israel acusa a Hamas, el grupo insurgente que gobierna Gaza, de utilizar las protestas para encubrir sus ataques y dijo que sus francotiradores solo atacan a los principales "instigadores".

Las marchas, que se extenderán hasta mayo, están organizadas por Hamas pero la masiva participación los dos viernes anteriores estuvo motivada también por la desesperación que viven los dos millones de residentes en el territorio.

La Franja de Gaza soporta un bloqueo fronterizo de Egipto e Israel desde que Hamas se hizo con el poder en 2007, un año después de ganar unas elecciones.

Esta situación ha agravado la pobreza en la Franja, donde el desempleo roza el 50% y hay electricidad durante menos de cinco horas al día. Los manifestantes protestan contra el bloqueo fronterizo, pero también defienden el "derecho de retorno" de los refugiados palestinos y sus descendientes a unos territorios que ahora pertenecen a Israel.

En el campamento, Omar Hamada, un albañil de 37 años, dijo que protestaba para llamar la atención sobre la situación en Gaza y conseguir que se reabra la frontera.

"Quiero vivir como todos los demás en el mundo", dijo. "Venimos aquí para el mundo pueda vernos y sepa que la vida aquí es miserable y que debería haber una solución".

Hamada dijo que Hamas ha generado un retraso de décadas en Gaza, pero añadió que "esta es la realidad y tenemos que afrontarla".

El campamento de la protesta estaba adornado con banderas palestinas. En la entrada, los organizadores tendieron una gran bandera israelí sobre el piso para que los manifestantes la pisaran al entrar.

En las dos últimas semanas, 34 palestinos murieron por fuego israelí, 27 de ellos durante las protestas.

___

Akram reportó desde Khuzaa, en la Franja de Gaza. El periodista de The Associated Press Karin Laub en Ramala, Cisjordania, contribuyó a este despacho.