SHEFFIELD, Inglaterra (AP) — Los organizadores de la Copa del Mundo de 2022 enviaron un mensaje a los líderes del fútbol alemán antes de reunirse el viernes: Catar no respalda el terrorismo.

Mientras hablaba sobre la organización del Mundial en Catar, el presidente de la federación alemana de fútbol Reinhard Grindel dijo este año que los torneos “no pueden ser realizados en países que respaldan el terrorismo”.

Alemania juega un amistoso contra Inglaterra el viernes en el estadio de Wembley. Allí, Grindel se encontrará con Hassan Al Thawadi, el secretario general del comité organizador del Mundial de Catar.

“Catar no patrocina el terrorismo”, dijo Al Thawadi el jueves a The Associated Press. “Catar está en la vanguardia de la lucha en contra del terrorismo. Es uno de los principales socios en la coalición que combate a ISIS (el grupo Estado Islámico). Pero lo más importante es que el Estado de Catar se ha comprometido con frenar el suministro a terroristas desde sus raíces, mediante iniciativas de educación, fortalecimiento, creación de oportunidades económicas para la gente, a fin de garantizar que no sigan la vía del terrorismo, misma que no es lo que Catar defiende”.

El dirigente afirmó que tiene “una gran relación con Grindel”, cuyos comentarios se produjeron después que varios países del Medio Oriente rompieron lazos diplomáticos con Catar, acusando al país de financiar a extremistas.

Grindel ha manifestado también su preocupación por las condiciones que enfrentan los trabajadores inmigrantes de los que este pequeño emirato depende para expandir rápidamente su infraestructura. Catar, con grandes riquezas en gas natural, ha debido erogar decenas de miles de millones de dólares para albergar el primer Mundial que se realizará en Medio Oriente.

La Organización Internacional del Trabajo, dependiente de Naciones Unidas, decidió no continuar con una posible investigación, luego de analizar si Catar estaba cumpliendo con la Convención sobre Trabajos Forzados. Sin embargo, el organismo tiene previsto todavía monitorizar el progreso del emirato para poner fin al sistema de acogida “kafala”, en que se establece un vínculo difícil de romper de los trabajadores con su patrón.

De igual modo, Catar deberá garantizar que ha combatido las prácticas de explotación.

“Se está progresando”, afirmó al Thawadi en la entrevista con la AP, durante su visita a Inglaterra. “El recorrido no ha terminado, hay más por hacer, y estamos comprometidos con ello. Agradecemos que cualquiera emita una crítica constructiva y nos ayude en este recorrido”.

La propia junta asesora de derechos humanos de la FIFA informó al organismo rector del fútbol que debía indagar en más detalles en muertes consideradas como “ajenas al trabajo”, y debía presionar más al gobierno catarí para que impulsara cambios.

En un informe publicado el jueves, la junta recomendó que los dirigentes de la FIFA “exploren de manera activa las vías para aprovechar su poder a fin de involucrarse con el gobierno anfitrión para abordar el impacto del sistema kafala en los trabajadores inmigrantes que participan en la construcción para la Copa del Mundo”.

___

Rob Harris está en Twitter como www.twitter.com/RobHarris.