MOSCÚ (AP) — El organismo encargado de supervisar las comunicaciones en Rusia pidió a la justicia que bloquee el acceso a una popular aplicación de mensajería.

La Agencia de Comunicaciones de Rusia anunció el viernes que presentó una demanda contra la aplicación de mensajería celular Telegram tras su negativa a entregar sus códigos de cifrado a los servicios de inteligencia.

La denuncia llega tras meses de disputas entre Telegram y las autoridades rusas, que insisten en que necesitan acceder a esas claves para investigar delitos graves como ataques terroristas.

La Corte Suprema de Rusia rechazó el mes pasado una apelación de Telegram contra la petición del Servicio Federal de Seguridad (FSB) para acceder a los datos de sus usuarios.

Telegram alega que el FSB viola los derechos de los consumidores, mientras las autoridades sostienen que la aplicación fue empleada por extremistas violentos.