BERLÍN (AP) — Un artista gráfico hastiado de ver mensajes prejuiciosos ignorados por Twitter consiguió que la red social retirara u ocultara algunos de ellos, pintando con aerosol los mensajes ofensivos frente a las oficinas de compañía en Alemania.

Shahak Shapira dijo que había reportado a Twitter en un período de seis meses unos 300 tuits con contenido posiblemente ilegal, pero que la red social no le hizo caso. Eso ocurrió en un momento en el que Twitter estaba alegando contra una nueva ley en Alemania, insistiendo en que ya tomaba medidas suficientes contra los mensajes de odio racial.

Shapira dijo que pintó casi 30 de los mensajes en cuestión en una calle frente a las oficinas de Twitter en Hamburgo el viernes porque “no basta denunciar las cosas claramente”.

"Tuve que pintarlos en el suelo”, dijo a The Associated Press en una entrevista telefónica el miércoles.

El artista israelí dijo que nunca recibió una respuesta directa de Twitter, ni antes ni después de la pintada.

Pero un video de la misma recibió más de 100.000 vistas en 48 horas y claramente consiguió la atención de la compañía. Para el miércoles, Twitter había borrado tres mensajes, suspendido cuatro cuentas y retenido otras siete en Alemania.

Otros 15 tuits, incluyendo algunos con contenido antisemita, antimusulmán y antinegro, seguían en el servicio.

Shapira dijo que no está en favor de la censura masiva, pero que quiere que Twitter se tome en serio el problema de los abusos en la internet. Un estudio comisionado por el gobierno alemán concluyó que Twitter está a la zaga de otras redes sociales, como Facebook y YouTube, en sus respuestas a reportes de mensajes de prejuicio.

"Hubiera sido bueno si Twitter hubiese reaccionado”, dijo Shapira, quien ha cuestionado la forma como los jóvenes abordan el Holocausto. “Lo que quiero es que esos mensajes reportados sean revisados de la forma en que lo hace Facebook. Lo que hace Facebook no es perfecto, pero al menos están haciendo un esfuerzo”.