AP NEWS
Related topics

Francia sopesa acciones legales contra exfuncionario

December 28, 2018
ARCHIVO - Fotografía de archivo del miércoles 19 de septiembre de 2018 de Alexandre Benalla, ex asesor de seguridad del presidente francés Emmanuel Macron, antes de su audiencia con el Senado en París, Francia. (AP Foto/Thibault Camus, Archivo)

PARÍS (AP) — Un exasesor de seguridad del presidente francés vuelve a estar en el centro del escándalo político, justo cuando el mandatario, Emmanuel Macron, batalla con las protestas de los chalecos amarillos, que han socavado su legitimidad en casa y en el extranjero.

Alexandre Benalla, de 27 años, fue despedido en julio después de la indignación pública por haber golpeado a un manifestante y generó controversia cuando presumió su arma de fuego y otros beneficios de su puesto.

Las acciones de Benalla y la torpeza para abordarlas por parte de la oficina de Macron causaron la primera gran crisis al presidente y desacreditaron sus intentos de limpiar la política.

Ahora, según reportes de la prensa esta semana, se dice que Benalla abusó de sus antiguos vínculos presidenciales para beneficio personal.

El diario Le Monde informó que Benalla viajó recientemente a Chad y Camerún para reuniones de alto nivel y el sitio web de investigación Mediapart informó que usó pasaportes diplomáticos para hacerlo. Las visitas ocurrieron justo antes de que Macron visitara Chad, por lo que surge la interrogante de si Benalla actuaba como algún tipo de intermediario.

Benalla dijo que el viaje fue totalmente privado y negó los reportes de que abusaba de su antiguo puesto, según la prensa francesa.

El propio Macron se ha mantenido en silencio. Un funcionario del palacio presidencial insistió en que Benalla ya no tiene vínculos con la oficina de Macron. Agregó que Macron sigue “determinado a eliminar el sistema de intermediarios” utilizado desde hace ucho por los líderes franceses desde hace mucho, sobre todo en sus antiguas colonias en África.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Agnes von der Muhll, dijo que la cancillería le pidió en julio a Benalla que devolviera sus dos pasaportes diplomáticos, pero que él no ha cumplido. En un comunicado, dijo que el ministerio “está examinando los próximos pasos, incluso los legales”.

AP RADIO
Update hourly