MÚNICH (AP) — Espere una transformación completa pese al mismo personal cuando Alemania juegue contra el campeón mundial Francia el jueves.

El técnico alemán Joachim Loew sigue a las riendas, Reinhardt Grindel continúa como presidente de la federación de fútbol y solamente hay tres jugadores nuevos en un equipo al que se le exigen buenos resultados de inmediato.

"Le corresponde al equipo encender la chispa y recuperar el entusiasmo”, dijo Loew el miércoles. “Entonces los hinchas van a estar de nuestra parte”.

Haciéndole sombra al equipo que ganó la Copa del Mundo de 2014 está Mesut Ozil, que se retiró del fútbol internacional en medio de acusaciones de racismo. El volante del Arsenal inglés sintió que fue usado como chivo expiatorio por la eliminación de Alemania en la primera ronda del Mundial de Rusia tras haber sido foco de críticas por posar para una foto con el presidente turco Tayyip Erdogan.

Ozil fue particularmente crítico de Grindel por echar leña al fuego. El presidente de la federación admitió que manejó mal el asunto al pedirle “explicaciones” al jugador. Loew, por su parte, sigue molesto por sus fallidas gestiones para ponerse en contacto con Ozil.

"Cuando un jugador renuncia de esa forma, no lo traes de regreso tras ocho o 10 semanas”, dijo Loew.

Loew está bajo tremendas presiones para demostrar que su decisión de seguir en el cargo es la correcta, mientras que Grindel y la federación están presionados tras dejar la decisión en sus manos. El único cambio en el cuerpo técnico de la selección tras la Copa del Mundo fue el nombramiento del asistente Thomas Schneider como responsable de la división de búsqueda de talento.

Del grupo de 23 jugadores que fueron al Mundial de Rusia, Loew ha convocado a 17 para el partido inicial de la Liga de Naciones de la UEFA contra Francia en Múnich y el amistoso contra Perú en Sinsheim tres días después.

Los tres nuevos convocados — Nico Schulz (Hoffenheim), Kai Havertz (Bayer Leverkusen) y Thilo Kehrer (Paris Saint-Germain) — mantienen la tendencia de Loew de hacer debutar jugadores tras las grandes competencias.

El delantero Mario Gómez, de 33 años, se retiró. Sami Khedira, Sebastian Rudy, Kevin Trapp y el lesionado Marvin Plattenhardt quedaron fuera, aunque con probabilidades de ser llamados de nuevo.

Astros del equipo titular de 2014 como Toni Kroos, Manuel Neuer, Mats Hummels y Thomas Mueller siguen siendo piezas claves, pese a que no lograron superar la primera ronda en Rusia tras sufrir derrotas ante México y Corea del Sur.

"Te equivocas si piensas que la única forma de mejorar es con jugadores jóvenes”, dijo Loew, que quiere una reacción de sus jugadores establecidos. “Espero que ellos vuelvan a encender los motores”.

El atacante de Manchester City Leroy Sane fue convocado y estará ansioso de demostrar que su omisión en el pasado Mundial fue un error.

Low indicó que se verán algunos cambios tácticos contra Francia, pero sin un cambio mayor en la filosofía del equipo.

"Eso no tendría sentido”, dijo Loew, que resaltó la prioridad en el trabajo defensivo. "Tenemos que recuperar la convicción de defender nuestra portería sea como sea”.