LONDRES (AP) — Lewis Gilbert, quien dirigió docenas de películas, incluyendo tres de James Bond, falleció. Tenía 97 años.

Los productores de Bond Barbara Broccoli y Michael G. Wilson dijeron el martes que "con gran tristeza nos enteramos del fallecimiento de nuestro querido amigo Lewis Gilbert". Según reportes de prensa, murió el pasado viernes en Mónaco.

Broccoli y Wilson dijeron que Gilbert era "un verdadero caballero" cuyos filmes de Bond — "You Only Live Twice" (“007: Sólo se vive dos veces”), ''The Spy Who Loved Me" (“La espía que me amó”) y "Moonraker" — "son considerados clásicos dentro de la serie".

El archivo del Instituto de Cine Británico lista 33 largometrajes dirigidos por Gilbert entre 1947 y el 2002, lo que lo hace el más prolífico de los cineastas británicos. Pero la mayoría de la gente, él mismo reconocía, lo recordará por sus thrillers sobre el agente 007.

"Cuando viajo por el mundo ahora que estoy trabajando es increíble. Ellos no están interesados en ninguna de mis películas hasta que digo 'James Bond'", dijo Gilbert a la BBC en el 2010. "Y apenas digo 'James Bond' prácticamente hacen una genuflexión".

La primera película de Gilbert de James Bond fue "You Only Live Twice", con Sean Connery, en 1967. Regresó una década después para dirigir a Roger Moore como 007 en "The Spy Who Loved Me" y "Moonraker".

Nacido en Londres en 1920 en una familia de artistas de vodevil, Gilbert se inició en el cine de niño como actor antes de unirse a la Real Fuerza Aérea durante la Segunda Guerra Mundial. Debutó como director haciendo documentales mientras ayudaba a la unidad fílmica de las Fuerzas Aéreas Armadas de Estados Unidos.

Su primer crédito de posguerra como director fue por "The Ten Year Plan", un cortometraje documental sobre vivienda. Su primer largometraje fue "The Little Ballerina" en 1947.

Las primeras obras de Lewis fueron desde dramas noir británicos baratos y alegres como "Once a Sinner", ''Wall of Death" y "Cosh Boy", hasta los emocionantes dramas sobre la Segunda Guerra Mundial "Reach for the Sky" (“Proa al cielo”), ''Carve Her Name With Pride" (“Proeza de una mujer”) y "Sink the Bismarck!" (“¡Hundan al Bismarck!”).

En 1966 dirigió a un joven Michael Caine como un hombre de mundo en "Alfie", que recibió cinco nominaciones al Oscar.

Gilbert se mantenía impávido ante la escala y los efectos especiales de las cintas de Bond. Recordó en el 2010 que "The Spy Who Loved Me" incluyó "el mayor escenario jamás construido en Inglaterra, quizás en el mundo".

"Si algo hice con los Bond, creo que fue que el humor con Roger funcionara muy bien", dijo Gilbert al programa radial de la BBC "Desert Island Discs".

"No hubiese sido bueno tratar de hacer de él la gran cosa física que era Sean. Fue mucho mejor que se ganara a todo el mundo con su sentido del humor".

En la década de 1980, Gilbert dio un giro y dirigió "Educating Rita" (“Educando a Rita”) y "Shirley Valentine" (“Yo amo a Shirley Valentine”), ambas historias enfocadas en mujeres de clase trabajadora, adaptadas de obras teatrales.

La directora creativa del Instituto de Cine Británico Heather Stewart dijo que estas dos películas "nos brindaron estudios de personajes graciosos y reales sobre mujeres que normalmente no tenemos oportunidad de ver en la gran pantalla”.

"Educating Rita" les mereció nominaciones al Oscar a sus astros Julie Walters y Caine, mientras que Pauline Collins recibió una postulación como mejor actriz por "Shirley Valentine".

Su último filme fue "Before You Go" (“Antes de que te vayas”), una comedia familiar del 2002 también estelarizada por Walters.

Gilbert recibió el máximo honor del Instituto de Cine Británico en el 2001.