AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Pionera del jean Gloria Vanderbilt muere a los 95 años

Por ULA ILNYTZKYJune 17, 2019
1 of 5
Gloria Vanderbilt en una foto tomada el 4 de enero de 1964. Vanderbilt, la intrépida heredera, artista y romántica que comenzó una vida extraordinaria como la "pobre niña rica" de la Gran Depresión, sobrevivió tragedias familiares y múltiples matrimonios y reinó en la década de 1970 como una diseñadora de jeans pionera, murió el lunes 17 de junio del 2019 a los 95 años. (AP Foto, Archivo)
1 of 5
Gloria Vanderbilt en una foto tomada el 4 de enero de 1964. Vanderbilt, la intrépida heredera, artista y romántica que comenzó una vida extraordinaria como la "pobre niña rica" de la Gran Depresión, sobrevivió tragedias familiares y múltiples matrimonios y reinó en la década de 1970 como una diseñadora de jeans pionera, murió el lunes 17 de junio del 2019 a los 95 años. (AP Foto, Archivo)

NUEVA YORK (AP) — Gloria Vanderbilt, la intrépida heredera, artista y romántica que comenzó una vida extraordinaria como la “pobre niña rica” de la Gran Depresión, sobrevivió tragedias familiares y múltiples matrimonios y reinó en la década de 1970 como una diseñadora de jeans pionera, murió el lunes a los 95 años.

Vanderbilt era tataranieta del financiero Cornelius Vanderbilt y madre del periodista de CNN Anderson Cooper, quien anunció el deceso en un obituario transmitido por la cadena el lunes por la mañana.

Cooper dijo que Vanderbilt falleció en su casa rodeada de amigos y familiares. Padecía un cáncer estomacal, señaló.

“Gloria Vanderbilt fue una mujer extraordinaria, que amó la vida, y la vivió bajo sus propios términos”, dijo Cooper en un comunicado. “Era pintora, escritora, y diseñadora, pero también una madre, esposa y amiga extraordinaria. Tenía 95 años, pero si le preguntan a cualquier allegado, les dirá que era la persona más joven que ha conocido, la más genial, y la más moderna”.

Su vida fue cubierta por la prensa sensacionalista desde la niñez, pasando por sus cuatro matrimonios y sus tres divorcios. Se casó por primera vez a los 17 años, lo que llevó a su tía a desheredarla. Sus maridos incluyeron al celebrado director de orquesta Leopold Stokowski y al laureado director de cine y televisión Sidney Lumet. En 1988, presenció el suicidio de uno de sus cuatro hijos.

En internet, fue homenajeada por celebridades y admiradores de su ropa por igual. La actriz Alyssa Milano la llamó “una mujer increíble”, la actriz Dana Delany dijo que atesora una de sus pinturas, y una usuaria de Twitter recordó los jeans amarillo canario de Vanderbilt que usó en la escuela secundaria.

Vanderbilt fue una talentosa pintora y collagista que también actuó en teatro (“The Time of Your Life” en Broadway) y televisión (“Playhouse 90″, ″Studio One”, ″Kraft Theater”, ″U.S. Steel Hour”). Fue una diseñadora de telas que se convirtió en una entusiasta de las prendas de mezclilla de diseñador. Alta, ultradelgada y de cabello oscuro, Vanderbilt se asoció con Mohan Murjani, que con una campaña publicitaria de un millón de dólares en 1978 convirtió la marca de Gloria Vanderbilt con el sello del cisne blanco en una sensación.

En su momento cumbre en 1980, la firma generaba ventas por más de 200 millones de dólares. Y décadas después, los jeans de diseñadores de renombre — de vestir o informales— siguen siendo una prenda básica en el guardarropa femenino.

Vanderbilt escribió varios libros, incluyendo una crónica de su vida amorosa publicada en el 2004, “It Seemed Important at the Time: A Romance Memoir”, en la que nombró a personalidades como Errol Flynn, con quien salió de adolescente; Frank Sinatra, por quien dejó a Stokowski; Marlon Brando y Howard Hughes.

Alegó que su único matrimonio feliz fue con el escritor Wyatt Cooper, con quien estuvo hasta la muerte de éste en 1978, a los 50 años. Su hijo Anderson Cooper calificó sus memorias como “un libro estupendo; es como un ‘Sex and the City’ más viejo”.

“He tenido muchos, muchos amores”, dijo Vanderbilt a The Associated Press en una entrevista en el 2004. “Siempre siento que algo maravilloso va a pasar. Y siempre pasa”.

Al apuntar que perdió a su padre cuando era muy pequeña, dijo: “Si uno no tiene un papá, uno no lo extraña, porque no sabe lo que es. Realmente fue sólo cuando me casé con Wyatt Cooper que comprendí lo que era tener un padre, porque él fue sencillamente un padre extraordinario”.

En el 2016, Vanderbilt y Anderson Cooper aparecieron juntos en el documental de HBO “Nothing Left Unsaid”.

Gloria Laura Madeleine Sophie Vanderbilt nació en 1924, un siglo después de que su tatarabuelo comenzara la fortuna familiar, primero con barcos de vapor y más tarde en la industria ferroviaria. Dejó unos 100 millones de dólares cuando murió en 1877 a los 82 años.

Su padre, Reginald Claypoole Vanderbilt, tenía 43 años y era un apostador y bebedor enfermo del hígado cuando se casó con Gloria Morgan, de 19 años, en 1923. Vanderbilt tenía un año cuando su papá murió en 1925, tras haber agotado 25 millones de dólares en 14 años.

Beneficiaria de un fideicomiso de 5 millones de dólares, Vanderbilt se convirtió en la “pobre niña rica” en 1934, a la edad de 10 años, como el objeto de una batalla de custodia entre su madre trotamundos y su matriarcal tía.

La tía, Gertrude Vanderbilt Whitney, de 59 años, quien controlaba 78 millones de dólares y fundó el Museo Whitney de Arte Estadounidense, ganó la custodia de su sobrina.

Un estupefacto juez había cerrado el juicio cuando una sirvienta acusó a la madre de la niña de tener un romance lésbico con una integrante de la familia real británica. La pelea fue narrada en el éxito literario de 1980 “Little Gloria ... Happy at Last”, llevado a la TV como una miniserie en 1982 con Angela Lansbury en el papel de Whitney.

El apodo de “pobre niña rica” le “molestaba enormemente”, dijo Vanderbilt a la AP en el 2016. “No veía nada de la prensa. No me dejaban leer periódicos. No sabía lo que significaba. Yo no me sentía pobre ni me sentía rica. Eso realmente influyó muchísimo a que yo hiciera algo de mi vida cuando me di cuenta de lo que significaba”.

Tras pasar los siguientes siete años al cuidado de su tía en Long Island, Vanderbilt se mudó a Hollywood. Salió con famosos y declaró que se casaría con Hughes. En vez, la joven de 17 años se casó con el agente de prensa de Hughes, Pasquale di Cicco, llevando a su tía a desheredarla.

Vanderbilt pudo acceder a su propio fideicomiso de 5 millones de dólares en 1945, a los 21 años. También se divorció de Di Cicco, de quien dijo que la golpeaba a menudo, y al día siguiente se casó con Stokowski, de 63 años. El matrimonio con el director duró 10 años y produjo dos hijos, Stanislaus y Christopher.

Tras la ruptura de esta relación, Vanderbilt se encontró envuelta en otro caso de custodia, esta vez como madre. Durante las audiencias a puerta cerrada, Stokowski acusó a Vanderbilt de pasar demasiado tiempo de fiesta y muy poco tiempo con sus hijos. Ella lo acusó de tiranizar a sus hijos y dijo que él en verdad tenía 85 años, no 72 como había asegurado.

El juez Edgar Nathan Jr. le dio a Vanderbilt la custodia completa, pero comentó que la corte había malgastado un mes en “la resolución de problemas que padres maduros e inteligentes deberían poder resolver por sí mismos”.

Vanderbilt se casó con Lumet en 1956 y vivió con él y sus hijos en un pent-house dúplex de 10 habitaciones en Gracie Square. Se divorció de Lumet y se casó con Cooper en 1963.

Su hijo mayor, Carter, graduado de Princeton y editor de American Heritage, se suicidó en 1988 a los 23 años, saltando del apartamento de su madre en un 14to piso mientras ella trataba de detenerlo. La policía dijo que el joven había sido tratado por depresión y amigos dijeron que estaba abatido por la separación de una novia. Vanderbilt dijo en “Nothing Left Unsaid” que ella misma contempló seguir los pasos de su hijo, pero que la idea de que esto devastaría a Anderson la detuvo.

Tras su éxito como diseñadora de jeans, Vanderbilt se expandió a otras áreas, incluyendo zapatos, bufandas, manteles, sábanas y vajillas, a través de su compañía Gloria Concepts. En 1988 se unió al mercado de las fragancias de diseñador con su característico perfume “Glorious”.

Para finales de los 80, Vanderbilt le vendió el nombre y licencias de la marca “Gloria Vanderbilt” a Gitano, que los transfirió a un grupo de inversionistas privado en 1993. Más recientemente, sus jeans elásticos han sido licenciados a través de Jones Apparel Group Inc., que adquirió Gloria Vanderbilt Apparel Corp. en el 2002 por 138 millones de dólares.

En el 2009, a los 85 años, Vanderbilt escribió una novela erótica, “Obsession: An Erotic Tale”, sobre la viuda de un arquitecto que descubre un alijo de cartas de su esposo que revelan su vida sexual secreta.

En una entrevista con el New York Times, dijo que no le avergonzaba lo explícito que era el libro: “No creo que la edad tenga nada que ver con lo que uno escribe. Lo único que me avergonzaría es escribir mal, y lo único que realmente me preocupaba eran mis hijos. Sabes cómo los hijos pueden ser respecto a sus padres, pero los míos son muy inteligentes y alentadores”.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.