SOUF, Jordania (AP) — Dos leones que fueron rescatados en zonas de guerra de Irak y Siria se dirigían el domingo a su nuevo hogar permanente en Sudáfrica luego de pasar unos días en Jordania, donde se recuperaron del trauma tanto físico como psicológicamente que sufrieron a causa de los conflictos en el Medio Oriente.

Los leones fueron atraídos a unas jaulas metálicas con bocados de carne y posteriormente fueron colocados en un camión de carga que los llevó al aeropuerto internacional de Jordania.

El grupo defensor de animales, Four Paws International, rescató a Saeed y a Simba durante unos atrevidos operativos de zona de guerra en 2017 en el parque temático Magic World en Alepo, Siria, y en el zoológico de Mosul, Irak.

La mayoría de los animales que habitaban en aquellos zoológicos murieron durante los persistentes conflictos en Siria e Irak.

Los dos leones estaban demacrados, deshidratados y psicológicamente aterrorizados cuando llegaron al Santuario de Animales Al-Ma’wa en Jordania el año pasado. Recibieron atención médica, incluidas unas vasectomías y cuidado dental. Recuperaron algunos kilos bajo una dieta fija, con carne de cordero reservada para ocasiones especiales.

Saeed, de dos años, ahora se acerca a la gente para que acaricien su cabeza y juega con su entrenador Saif Rwashdeh.

“Él correrá hacia la jaula incluso si no hay carne, luego saldrá corriendo y volverá a correr de regreso”, dijo Rwashdeh, quien viaja con los leones hacia Johannesburgo, Sudáfrica, vía Doha, Catar.

Se quedará con ellos durante dos semanas para ayudarlos a que se adapten al santuario para leones en el país africano, que alberga a unos 90 leones.

“Es un león despreocupado que ama la interacción”, dijo Diana Bernas, jefa de cuidado animal en el santuario Al-Ma’wa, mientras acariciaba a Saeed, que tenía los ojos cerrados y se apoyaba en sus dedos. “Es un león perfecto”, agregó.