MANCHESTER, Inglaterra (AP) — El extremo Raheem Sterling, del Manchester City, dejó de revisar sus cuentas en redes sociales debido a las agresiones que recibe de parte de sus detractores.

El inglés de 22 años, nacido en Jamaica, fue centro de las críticas en internet durante la Eurocopa de 2016. En ese torneo, Sterling se llamó a sí mismo “el odiado” en Instagram luego del partido ante Rusia con el que Inglaterra inició su participación.

"En mi primer año aquí solía estar siempre en Instagram. Uno ve cosas aparecer y las revisa porque es lo que uno sabe hacer", dijo Sterling sobre la temporada 2015-16, su primera con el City tras salir del Liverpool.

"Debido a que he estado recibiendo esos comentarios negativos, concluí que lo mejor es no verlos para que no me afecte", indicó.

El técnico del City, Pep Guardiola, llamó por teléfono a Sterling durante la Eurocopa en muestra de apoyo, y el extremo ha mejorado en su definición bajo las órdenes del español con seis goles en la Liga Premier esta temporada. Se encuentra a sólo cinco de su mayor cantidad de anotaciones en una campaña.

"Él ha sido muy fundamental para mí, especialmente en cuanto a los aspectos básicos y simples", dijo Sterling sobre Guardiola. "Siempre trata de que uno haga las cosas más simples al máximo nivel y eso es genial porque funciona".

Sterling fue ligado a un traspaso al Arsenal en el periodo de canjes de verano como parte de un potencial acuerdo que llevaría al chileno Alexis Sánchez al City. Pero Guardiola dijo recientemente que no estaba planeado que Sterling dejara el equipo.

"No tengo pensamientos negativos", indicó Sterling. "Sólo desperté un día convocado por Inglaterra, no lo creía hasta que hablé con el entrenador".