AP NEWS
Related topics

Mal tiempo obliga a Aquarius a desviarse en ruta a España

June 14, 2018

En esta imagen, tomada el 12 de junio de 2018 y distribuida el 13 de junio de 2018 por la ONG francesa "SOS Mediterranee", muestra a migrantes a bordo del buque Aquarius tras ser rescatados en el Mar Mediterráneo. (Kenny Karpov/SOS Mediterranee vía AP)

PARÍS (AP) — El mal tiempo obligó a un barco que traslada a migrantes rescatados en el Mar Mediterráneo a desviarse el jueves en su travesía hacia España.

SOS Mediterranee, la ONG que opera el buque Aquarius, dijo que la embarcación de la guardia costera italiana que lidera la flora decidió rodear la costa este de Cerdeña luego de que el fuerte oleaje provocó mareos a los agotados migrantes que viajan a bordo.

España ofreció un puerto seguro para los migrantes después de que Italia, que quiere que sus socios de la Unión Europea colaboren más en la crisis migratoria, se negase a permitir el atraque. Malta tampoco quiso acoger a los rescatados.

La embarcación rescató a 229 migrantes el sábado y subió a bordo a otros 400 que habían sido interceptados por la guardia costera italiana, la marina y otros.

Según SOS Mediterranee, los hombres que viajan en la cubierta del Aquarius expuestos a los elementos se sintieron indispuestos y vomitaron y fueron trasladados al interior de la embarcación para ser atendidos.

Por otra parte, el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, se reunirá con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, el viernes, según confirmó el jueves la oficina del dirigente galo.

Macron y Conte hablaron por teléfono el miércoles en medio de un creciente enfrentamiento entre las dos naciones por cuestiones migratorias, dijo el Palacio del Elíseo en un comunicado.

Italia exigió una disculpa luego de que el presidente francés acusó al nuevo ejecutivo del país de comportamiento irresponsable por negar el permiso de atraque al Aquarius.

Macron dijo que él “no hizo ningún comentario destinado a ofender a Italia y al pueblo italiano”, apuntó el comunicado.

Ambos líderes discutirán la situación del barco Aquarius y acordaron que Roma y París se comprometerán a organizar ayuda de acuerdo con normas humanitarias para ayudar a personas en peligro, según la presidencia francesa.

Por su parte, el papa Francisco pidió el jueves una respuesta multinacional a la emigración irregular porque el problema a menudo “supera las capacidades y recursos” de países concretos.

Francisco envió un mensaje en una conferencia vaticano-mexicana sobre emigración. Aunque Francisco no mencionó en concreto la situación en el Mediterráneo, sus palabras reflejaban la queja que expresa Italia desde hace años sobre que se ha visto en gran parte sola para gestionar la llegada de cientos de miles de personas a sus costas en los últimos años.

AP RADIO
Update hourly