SEÚL (AP) — El presidente de Corea del Sur enviará una delegación encabezada por su director de seguridad nacional a Corea del Norte esta semana para conversaciones sobre cómo disminuir las tensiones nucleares y ayudar a orquestar el reinicio del diálogo entre Pyongyang y Washington, dijeron el domingo las autoridades.

Serán los primeros enviados especiales surcoreanos de que se tenga noticia que viajan a la capital norcoreana en unos 10 años. La visita se llevará a cabo en un inusual momento de buena voluntad entre los rivales derivado de las recientes Olimpiadas de Invierno en Pyeongchang.

La delegación de 10 integrantes encabezada por Chung Eui-yong, director de Seguridad Nacional, volará a Pyongyang el lunes por la tarde para una visita de dos días que incluye conversaciones con funcionarios norcoreanos no identificados. El diálogo versará sobre cómo promover la paz en la península coreana, mejorar los vínculos entre las Coreas y promover un ambiente para reanudar las conversaciones entre Pyongyang y Washington, indicó la oficina del presidente surcoreano Moon Jae-in.

Después de su viaje a la capital norcoreana, la delegación de Corea del Sur visitará Washington para informarles a las autoridades estadounidenses sobre sus conversaciones con los funcionarios norcoreanos, indicó el funcionario presidencial Yoon Young-chan en una conferencia de prensa televisada. Dijo que la delegación surcoreana incluye a Suh Hoon, director del Servicio Nacional de Inteligencia, y Chun Hae-sung, viceministro de Unificación.

Las autoridades estadounidenses han dicho que Corea del Norte debe tomar pasos serios para desarmarse antes de que las conversaciones puedan reanudarse. Por su parte, el gobierno norcoreano ha insistido en que su programa nuclear está fuera de la mesa de negociaciones.

En el pasado, Corea del Sur mandó enviados especiales a Pyongyang para alcanzar acuerdos con el fin de reducir la animadversión y asegurar diálogos de más alto nivel. Las dos series de conversaciones pasadas entre las Coreas, una en el 2000 y otra en 2007, fueron efectuadas después de que altos funcionarios de Corea del Sur acudieron a Pyongyang y organizaron los detalles de las reuniones por anticipado.

Durante las Olimpiadas de Invierno recién concluidas, las Coreas presentaron su primer equipo conjunto de mujeres en el hockey sobre hielo y sus atletas desfilaron juntos en la ceremonia inaugural.