PHOENIX (AP) — El jardinero Yasmany Tomás fue enviado directamente al equipo de la Triple A en Reno por los Diamondbacks de Arizona, que le adeudan todavía 42,5 millones de dólares.

La cifra adeudada corresponde a las tres últimas temporadas de un convenio que el pelotero cubano firmó por seis años y 68,5 millones de dólares.

Tomás fue contratado en diciembre de 2014, cuando Dave Stewart era el gerente general de los Diamondbacks. Cayó a un promedio de .241 con ocho jonrones y 32 impulsadas en 47 encuentros el año pasado, y dejó de jugar en la campaña el 2 de junio.

Afectado por una tendinitis de ingle, se sometió a una cirugía el 22 de agosto.

En 2015, tuvo un promedio de .273 con nueve jonrones y 48 impulsadas. Al año siguiente, bateó para .272. con 31 vuelacercas y 83 producidas.

Al pelotero de La Habana se le adeudan 10 millones de dólares este año, 15,5 millones en 2019 y 17 millones en 2020, como parte del contrato que firmó luego de desertar de Cuba. A sus 27 años, Tomás tenía la opción de evitar que se le enviara directamente a las menores, pero si lo hacía, habría rescindido los últimos años de su contrato.

Arizona busca que Tomás trabaje para afinar su desempeño a la defensiva. Los Diamondbacks ocuparon la vacante dejada en su roster de 40 peloteros mediante la adquisición del relevista derecho Stefan Crichton, procedente de los Orioles de Baltimore, por 100.000 dólares.

Chrichton, de 26 años, apareció ocho veces con los Orioles durante la temporada anterior, pero pasó buena parte del año en el equipo de ls Triple A en Norfolk.