BEIJING (AP) — En una rara expresión de disensión púbica en China, un comentarista político conocido y una empresaria prominente escribieron cartas abiertas en las que solicitaron a los legisladores que rechacen un plan que permitiría al presidente Xi Jinping gobernar por tiempo indefinido.

Sus declaraciones apasionadas a través de una aplicación popular de mensajes circularon ampliamente luego de que el gobernante Partido Comunista anunció el domingo una propuesta para eliminar los límites a los términos del presidente y el vicepresidente.

En una declaración el lunes en WeChat dirigida a los miembros del Parlamento chino, Li Dationg, exeditor del estatal Diario de la Juventud, escribió que eliminar los límites "sembraría las semillas del caos".

"Si no existen límites de términos para el líder del país, entonces estamos regresando al régimen imperial", dijo Li a The Associated Press el martes. "Mi generación vivió la era de Mao. Esa era acabó ¿Cómo podemos regresar a ella?".

Wang Ying, una empresaria que ha pedido reformas gubernamentales, escribió en WeChat que la propuesta del Partido Comunista era "una traición abierta" y va "contra la corriente".

"Yo sé que ustedes (el gobierno) van a atreverse a hacer cualquier cosa", escribió, "y la voz de una persona común ciertamente es inútil, pero soy ciudadana china y no planeo irme ¡Ésta es mi patria también!".

En un mensaje que fue borrado rápidamente, el sociólogo Li Yinhe dijo que la eliminación de los límites es "inviable" y que "regresaría a China a la era de Mao".

Li añadió, sin embargo, que los delegados del Congreso del Pueblo de China, el Parlamento, muy probablemente aprobarán la enmienda unánimemente, toda vez que "no son realmente elegidos por el pueblo y por lo tanto no representan al pueblo al votar, sino que votarán de acuerdo con los deseos de la cúpula".

No estaba claro quién borró el mensaje de Li, pero los censores oficiales han estado trabajando asiduamente para borrar de internet las críticas a la enmienda.

Un funcionario del departamento de información del congreso dijo el martes que no estaba al tanto de las cartas abiertas.