SANTO DOMINGO (AP) — Un tribunal dominicano condenó el martes a 20 años de cárcel a un empresario por el secuestro y asesinato en 2011 de un periodista para evitar que revelara información sobre sus presuntos vínculos con el narcotráfico. Se trata del primer caso en el que un periodista de República Dominicana es asesinado de forma directa por sus señalamientos contra miembros del crimen organizado.

Matías Avelino Castro, de 47 años, fue hallado culpable como autor intelectual del homicidio del periodista José Silvestre, quien editaba una revista y realizaba un programa en una televisora local de la provincia La Romana, al este de la capital. Avelino Castro permaneció prófugo desde el asesinato de Silvestre, en agosto de 2011, hasta que fue capturado en 2016 en Colombia y extraditado a principios de 2017 a República Dominicana.

José Valentín Sosa y Carlos Díaz, abogados de Castro, no informaron de inmediato si apelarán la sentencia del tribunal.

Durante las audiencias celebradas en los últimos meses en San Pedro de Macorís, 75 kilómetros al oriente de Santo Domingo, la defensa insistió en que la fiscalía no había presentado pruebas suficientes sobre la implicación de su cliente con el homicidio.

Silvestre, de 59 años, fue secuestrado y asesinado luego de que a través de su programa de televisión anunciara que en la siguiente edición de su revista “La voz de la verdad” difundiría detalles de un reciente homicidio que involucraba a un empresario vinculado de forma presunta con el narcotráfico, a quien identificó como “Daniel, el cañón de Samaná”.

Según las investigaciones de la Procuraduría General, Avelino Castro es la persona a quien Silvestre identificaba en su revista como Daniel y era buscado desde meses atrás por sus vínculos con el trasiego de drogas.

La policía calculaba en ese momento que el supuesto narcotraficante tenía varios negocios y activos por unos 130 millones de dólares, incluido un hotel boutique en la turística provincia Samaná, y otro un complejo deportivo en asociación con el exlanzador de Grandes Ligas José Rijo. El expelotero fue interrogado por la Procuraduría como parte de la indagatoria y algunos de sus bienes eran investigados.

Además de Castro, otras seis personas han sido detenidas y procesadas por la muerte de Silvestre. Tres hombres, considerados los autores materiales del homicidio, habían sido condenados a 30 años de cárcel.